Foto de portada, centro histórico de Rostock - Neuer Markt - por el autor de la nota

24 horas antes habíamos estado en la bonita Gdynia, Polonia, atracando en un puerto lejano y nada comercial. Domingo a la mañana y nuevamente súper temprano, el Norwegian Spirit hizo lo suyo y volvió a atracar en la Bella Rostock, en un lugar lejanísimo, que para que sepan, no me quejo por molesto. Cuanto más lejos esté el barco de donde atracas, menos tiempo de recorrer tienes.

Del puerto industrial de Rostock al centro en el bus del Norwegian Spirit
Del puerto industrial de Rostock al centro en el bus del Norwegian Spirit

Además esta vez, el bus no era gratis, tomabas el del crucero o estabas por las tuyas hasta el centro, así que, como dice Agustín Neglia, el que convierte no se divierte. ¡A Ponerla y a Rostock!

Otra hermosa imagen de Rostock. Alemania
Otra hermosa imagen de Rostock. Alemania

Rostock en Domingo

Esta vez habíamos hecho un poco de tarea, y en Gydnia, antes de subir al barco, no solo averiguamos qué hacer en Rostock, sino que a pocas estaciones de tren estaba Warnemünde, un balneario que más adelante veremos, es de lo más cool e históricamente precioso, y nos bajamos todos los mapas offline para no tener inconvenientes con la orientación.

Los 28 minutos y 9 estaciones de tren de Rostock a Warnemünde
Los 28 minutos y 8 estaciones de tren de Rostock a Warnemünde

El bus del crucero nos dejó justo enfrente de Rostock Maßmannstraße, una estación similar a las de Metrobús de Buenos Aires, pero que es como una mezcla de tranvía y tren. ¿Lo mejor? tiene unas ticketeras en todos los idiomas incluidos el español que permite sacar los tickets con tarjeta de crédito o débito 👏👏👏👏.

Tanto la línea 1 como la 5 nos dejaban ahí. así que en 10 minutos, estábamos en el centro de Rostock, en Domingo, Que era algo similar a estar en el desierto de arena roja del emirato Sharjah.

Warnemünde, Mar Báltico, Playa ¡Allá vamos!

Llegando a Warnemünde

¡No hay problema! Dijimos, nos tomamos la misma línea 5 hasta Rostock HBF, la estación de tren, y 8 estaciones y 28 minutos después estábamos en el balneario de Warnemünde y con 28 grados centígrados de calor ¡Perfecto! ¿Y saben qué? ¡Todo Rostock estaba de paseo en Warnemünde! ¡Clima y ambiente perfectos!

El Mar ¡Al fin el Mar!

Después de recorrer la feria del puerto, del otro lado de la Ria del mismo, la cual es sumamente recomendable para una panzada de comida callejera, nos cruzamos al pueblo. El pueblo es un sueño, donde modernidad y estilo medieval y clásico maridan a la perfección, y además, con tanta alegría veraniega, todo era perfecto. ¿Pero qué faltaba? ¡Ir a mojarse al Mar Báltico! ¿Sería muy frio? ¿Seria transparente? Después del casi intento de Polonia, Nos fuimos caminando por la promenade, y derecho a la playa. Por cierto, disculpen mis intentos fallidos por nombrar lugares en Alemán 👇

Entrando a la playa, parte I
¡Casi llegando al Mar!
Me timos las patas al agua y..... Brrrrrrr ¡y eso que la costa Argentina es fría eh! ¿Me animaré?
¡Por supuesto! No hay agua fría a la que no me anime
Reflexiones sobre la playa en el Mar Báltico y Warnemünde
¿Estaba claro por qué Rostock estaba vacío no?

Reflexiones generales Sobre Warnemünde y Rostock

Dentro del poco tiempo que uno tiene en crucero cuando visita un lugar, puedo decir, que por lejos, fue el mejor día de los 20 y pico que duró el viaje.

Tuvo de todo, un poco de casco antiguo de Rostock, Mucho pueblo, street food y playa en Warnemünde, un buen almuerzo con típicas salchichas Alemanas y su impecable cerveza ¿Acaso faltaría algo más? ¡Definitivamente Sí! Esperar que toda esta locura pase y volver lo antes posible,  y mucho más tiempo a esta increíble región de Alemania ¡Prometo Regresar! Por ahora, solo hasta luego. Los dejo con una última galería de fotos.

¡Nos vemos en el próximo puerto, Copenhague, Capital de Dinamarca.

¿Te gustó esta nota 👇?
Invitame un café en cafecito.app