Luego del sanitario, los dos sectores más golpeados a causa de la pandemia del Covid-19 y la cuarentena fueron la economía y el mercado de trabajo, que tuvieron fuertes caídas y en el primer caso fue récord.

Del lado de la economía, en el segundo trimestre la consultora LCG aseguró que hubo una caída del 24%, la más grande de la historia. Esto fue acompañado por una inflación acumulada en los primeros siete meses del año del 15,8%, que según varios economistas se disparará hacia fin de año y 2021.

Por la gran emisión monetaria que debió hacer el Banco Central para financiar el déficit fiscal, se teme que la inflación se dispare. El REM (encuesta del BCRA entre varios especialistas) de julio estima que la tasa mensual promedio de inflación para los próximos meses será del 3,5% y cerrará el año en 40% anual, mientras que en 2021 alcanzaría el 46%. Por el otro lado, el informe proyecta que este año el PBI caerá 12,5%, aunque en 2021 crecería 5,6%.

El mercado laboral también fue muy golpeado por la crisis. Según el Boletín de Seguridad Social de la AFIP, en mayo se perdieron 443.000 empleos contra enero, luego se recuperaron 145.000 en junio y la pérdida neta del año quedó en 297.000. Los puestos en relación de dependencia perdidos durante el año fueron 853.000, mientras que las empresas quebradas alcanzaron a 16.000. Se espera que, sobre todo en 2021, el mercado laboral se recupere por un repunte de la economía.

Qué consecuencias económicas trajo la pandemia
Foto por Edwin Hooper / Unsplash

Un cambio que seguramente perdure luego de la cuarentena es el uso de la tecnología para trabajar y consumir. Muchas empresas aplicaron por primera vez el teletrabajo obligadas por la pandemia y, por los buenos resultados que obtuvieron, es probable que decidan continuarlo. En ese sentido, el Congreso aprobó recientemente la Ley de Teletrabajo para regular esta modalidad, aunque fue criticada por el sector privado por ser “imposible de aplicar”.

Del lado del consumo, se espera que las empresas vinculadas al e-commerce y logística de productos sigan incrementado sus negocios. Según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), en 2019 creció 76% la facturación del comercio electrónico y se estima que este año los números también serán positivos.