En Julio nos habíamos pegado una vuelta por Clöe Bakehouse, para no parar de volver y volver. Donde entre otras exquisiteces habíamos probado las increíbles meriendas Olivia, Simona y los espectaculares budines y alfajores de manteca.

Sin embargo, algo me llamaba la atención desde hace bastante. Un "supuesto" huevo poché arriba de un colchón - gran colchón - de algo verde que parecía palta (avocado, aguacate) y sobre algo que parecía una bruschetta pero un pan de apariencia rústica y casera.

Develando el misterio: Avocado Toast


Cómo buen foodie, la curiosidad me ganó y le pregunté a Matías, sí, voy tanto que ya soy amigo de todos.

-Yo: ¿Me traerías esa cosa verde con el huevo arriba?

-Matías: ¿El avocado toast? ¿Con café con leche o con limonada de menta y jengibre?.

-Yo: Con la limonada, gracias.

Y ese fue el comienzo de una adicción. Y si, cada vez que se da la ocasión: post análisis de sangre, almuerzo, merien-cena etc. No pierdo la oportunidad de disfrutar de esa base de pan crujiente de masa madre untado, gracias al universo, más que abundantemente con palta solo condimentada con lo justo y coronada con un exquisito huevo poché con pimienta. Al lado, un sobrio, pero no por eso mala compañía de tomates cherry y rúcula.

Como pueden ver en el posteo de Clöe Bakehouse, Si tienen aguante, también va como piña con huevos revueltos con panceta.

Ah ¡Dos cosas más!

  1. Si bien la foto es con Café con leche, la limonada de menta y jengibre de Clöe debe estar entre las mejores 10 de Buenos Aires.
  2. Por si todo lo anterior no fuera ya mucho, si vas con tu mascota a las mesas de afuera, también va a poder disfrutar de un plato de agua fresca y unas galletitas Golocan.

¿Qué más se puede pedir? Seguimos dándole aplausos a Clöe Bakehouse.