Foto de portada por: Sahand Hoseini en Unsplash

Luego de las medidas tomadas el 15 de septiembre principalmente por el BCRA para frenar la pérdida de reservas internacionales, el dólar comenzó un camino alcista que tuvo su pico el 23 de octubre cuando tocó los $195. La alta incertidumbre, las reservas netas del Central muy cerca de 0 o incluso negativas y la economía que no reactivaba fueron algunas de las causas de esta suba.

Las medidas tomadas desde economía

Es por esto que el Ministro de Economía Martin Guzmán tomó el liderazgo en toda el área económica y presentó una serie de medidas que lograron no solo frenar la suba, sino también posibilitar una importante caída en la cotización. Una de las medidas mas importante es la intervención oficial en el mercado del Contado con Liquidación.

Luego de la reestructuración de la deuda el gobierno tiene en su poder bonos por alrededor de USD 15 mil millones, los que usa para intervenir en el CCL y así bajar la cotización implícita en la compra-venta de estos bonos. El problema de esta estrategia es que al estar vendiendo bonos a un precio menor del de mercado, lo que se está haciendo es endeudarse a una tasa equivalente al 15/17%. Esto se explica principalmente por lo que representa cada bono y al precio que se lo vende. Por cada bono que el gobierno vende a 40 dólares, Argentina deberá pagar 100 dólares de capital más intereses. Otra medida que se tomó en este mercado fue la reducción del parking a 3 días, para así generar mayor liquidez.

La intervención "Amiga" del mercado del blue

En el mercado blue también hubo intervención “extraoficial” a través de algunos operadores cercanos al gobierno que salieron a vender dólares para bajar su cotización. También existe cierta correlación entre el CCL y el dólar blue, por lo que si el CCL baja, el blue también lo hace, minimizando las posibilidades de arbitraje entre ambos dólares. Sumado a esto, también existieron algunos operativos de gendarmería en financieras de la city porteña.

Además, el gobierno también envió mensajes al mercado que tuvieron buena recepción. El más importante, la baja en la asistencia del Banco Central para financiar el déficit fiscal.

El ministro anunció que el Tesoro pediría $100 mil millones menos en conceptos de adelantos transitorios al BCRA, y que se incrementaría el financiamiento en pesos a través de nuevas licitaciones de bonos. El tesoro emitió una serie de bonos que tuvieron éxito, captando mas pesos de lo que el gobierno pretendía. Bonos “dólar linked” (atados a la cotización del dólar) y bonos CER (atados a la inflación) fueron las principales atracciones.

Siguiendo con esta lógica mas “ortodoxa” el ministro Guzmán estuvo reunido con empresarios. En esta reunión, el ministro les adelantó que achicará el déficit fisca de 4,5% propuesto en el Presupuesto, e intentará que se acerque a 4%, así también achicando la necesidad de financiamiento.

¿Te gustó esta nota 👇?
Invitame un café en cafecito.app