¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews
Ultimos

Macri y la economía: Lo normal es un sueldo menor a los 300 dólares

Mauricio Macri prometió en campaña que iba a normalizar la economía, y eso está haciendo

En la campaña electoral del 2015, Mauricio Macri dijo que había que normalizar la economía. El cepo al dolar estaba en la mira de todos los políticos de la oposición para hacer campaña y el slogan que invitaba a "normalizar la economía" caló hondo en la sociedad. Tan hondo, que se tocó fondo, y es internacional.

El salario mínimo argentino en dólares

Cuando Macri asumió como presidente, Argentina tenía un salario mínimo de US$600. Tres años después, el salario medio es de US$ 267. Argentina nunca había tenido un salario mayor a los 150 dólares hasta 1993, donde se mantuvo a 200 en la época del 1 a 1.  En 2002 el salario bajó a US$ 55 y desde ahí registró un alza sostenido hasta 2008. Llegó a un tope de 393 dólares, bajó luego de la crisis mundial a 365. Luego volvió a subir hasta el año 2013, donde alcanzó un máximo de 583 dólares. Volvió a caer a 450 dólares y, en agosto 2015, el salario argentino alcanzó los 600 billetes estadounidenses.

En enero de 2016, bajo la conducción de Macri, el salario cayó a 435 dólares, registró su pico en enero de 2017 con US$506 y desde entonces no paró de caer hasta los US$ 267 que significan hoy 10.700 pesos argentinos. El presidente anunció que iba a normalizar la economía y -teniendo en cuenta nuestra historia- los 267 dólares que significan hoy el salario mínimo todavía está elevado.

Es decir, lo normal son los salarios por debajo de los 300 dólares.

En uno de sus spots, el actual Presidente dijo por 2015 que no iba a cambiar "lo que estaba bien".

Cuando asumió, uno de los "orgullos" que mostraba Macri era tener "el mejor equipo de los últimos 50 años", que además funcionaba como tal y tenía buena comunicación interna. El ministro de economía fue Alfonso Prat Gay, quien tuvo cruces con el jefe de gabinete, Marcos Peña. Hoy Prat Gay está fuera y dijo que la economía "es un quilombo".

Después de Prat Gay el ministerio de economía se disolvió. Crearon los ministerios de Hacienda y de Finanzas. Dujovne, a cargo de Hacienda, es el nuevo responsable de la economía. Su elección para el cargo, entre otras cosas, es que tenía un buen manejo discursivo gracias a su rol como periodista en La Nación.

Dujovne se llevó comunicación a marzo como ministro, ya que no puede sostener un archivo de dos semanas literalmente hablando. Pero vamos a ir en orden cronológico. Su primer gran furcio fue en marzo de 2016. Se presentó en TN con un cartel que decía "No volvamos al Fondo". Dos años después, realizó un préstamo de 30 mil millones de dólares.

Bueno, en dos años pueden "pasar cosas". Vayamos más al corto plazo, dos semanas. El ministro dijo a mitad de agosto que Argentina "no necesita" un adelanto del préstamo pactado con el FMI. Menos de diez días después, el gobierno anunció un adelanto del préstamo. De los 15 mil millones que prestó el FMI el 22 de junio, Argentina ya perdió más de 11 mil millones de dólares según datos oficiales.

El 15 de agosto Dujovne dio una entrevista en Animales Sueltos, el programa de Alejandro Fantino. En la misma habló del voto que recibió Cambiemos de parte del electorado y afirmó: “Probablemente muchos no votaron un cambio económico, votaron un cambio político”.

Con las medidas de Macri, Prat Gay y Dujovne, el país devaluó la moneda de manera estrepitosa. De los 18 pesos que estaba el dolar a mitad del año pasado a los 40 pesos que se encuentra en este momento, el valor del dolar aumentó más de un 100% en un año.

Nunca, jamás, vamos a defender al "Pichichi" Daniel Scioli (fue vicepresidente y gobernador de uno de los gobiernos más corruptos de la historia argentina). Dicho esto, lo que sí haremos es recordar al goleador de Villa La Ñata Futsal cuando tuvo aspiraciones a ser presidente del país "¿En qué te han convertido Daniel?", le preguntaba Macri a un  deportista con aspiraciones presidenciales que acusaba al actual presidente de tener intenciones de devaluar la moneda.

Así las cosas, los "asesores económicos" que se pasean por los grandes medios de comunicación corren al gobierno de Macri por derecha. Lo acusan de haber sido gradualista para aplicar las reformas tributarias y de no haber liberado el tipo de cambio.

El gradualismo se agotó, y era un lujo.