El siglo XXI marcó un hito en cuestiones relacionadas con el feminismo especialmente en Argentina. Desde la lucha por la despenalización del aborto hasta el movimiento "Ni una menos" se ha abierto un camino que ya no tiene marcha atrás para reconocer los derechos de las mujeres y desnaturalizar el machismo implícito. Pero este proceso de lucha no solo está haciendo ruido en el territorio argentino sino también en el mundo y ahora también en el mundo de Disney.

Antes de señalar los cambios que se están dando en una de las compañías más importantes del mundo y que influencian de alguna manera a generaciones enteras es necesario dar cuenta de los contenidos machistas que pueden verse en algunas de sus películas más clásicas:

  • Blancanieves y los siete enanitos (1937)
    ¿Querían una película plagada de contenido machista? Esta es la indicada. No solamente se basa completamente en la superficialidad de la belleza de una mujer delgada, de tez blanca, con ojos de un rojo apasionado y sumisa, sino también remarcan la necesidad de un hombre para sobrevivir.
    Es verdad, es la primer película de Disney y el año en que fue realizada justamente habla mucho de los pocos derechos que tenían las mujeres en ese entonces. Pero… ¿sabían que es la película donde menos habla una mujer a pesar de ser la protagonista?. Así es, y si quieren más pruebas de que esta película roza lo ridículo les comparto esta frase dicha por uno de los enanos al encontrar a Blancanieves en su cabaña. Dice que hay una mujer en la casa y que es peligrosa porque las mujeres son como el veneno. Y no nos olvidemos que ellos le permiten quedarse en su casa porque Blancanieves les comenta que puede cocinar, barrer y lavar. ¿Tengo que seguir?.
Princesas
  • La Cenicienta (1950)
    La Cenicienta repite algunos patrones que Blancanieves ya que Cenicienta debe ser quien haga las tareas del hogar (y sus hermanas y madrastra se muestran como consentidas y mimadas) y a pesar de estar llena de polvo y agotada aún se la ve bella, delicada y alegre. ¿Algo más lejos del mundo real?. Como si esto fuera poco, Cenicienta se mantiene sumisa, no responde ante el abuso que cometen sobre ella y se encuentra a la espera de encontrar un amor que la salve.
    ¿Hay algo peor? Si, lo hay. Cenicienta debe aparentar ser otra para llamar la atención del príncipe (Está bien, al final el príncipe la acepta tal cual es) pero para destacar debe usar un vestido ajustado y brilloso y zapatillas de cristal, además de aparentar ser rica teniendo carruaje y servidumbre.
    Por otra parte, en toda la película se mantiene la idea del casamiento como algo necesario y el planteo de competir entre mujeres (todas las jóvenes casaderas del reino) inclusive con sus hermanastras por un hombre del cual no sabemos nada más que es un príncipe multimillonario que no consigue novia.
Princesas
  • La Bella Durmiente (1959)
    La Bella Durmiente es una película que podría pensarse desde dos lugares. La “villana” es una  mujer empoderada que (al menos en la película animada) está enojada y es a través de la venganza donde se siente a gusto.
    A la par tenemos a la joven Aurora quien siempre está feliz, sueña y canta con los animalitos. La princesa en este caso no es el problema sino las hadas madrinas de la misma. ¿Qué le regalaron en su nacimiento a la bebe?. La belleza (porque es fundamental para una mujer ser bella), una melodiosa voz (necesario para Disney) y el tercer don es el despertar de la maldición al calor del primer beso del verdadero amor. ¿Realmente no había nada mejor?.
    Volvemos a la misma historia de la princesa bella y sumisa que ni siquiera es capaz de tomar una única decisión en toda la película y ni hablar de que depende totalmente de un hombre que la salve y que, sin su consentimiento y estando inconsciente la besa. Pero bueno, en la versión de Maléfica del año 2014 con Angelina Jolie mejoran un poco toda esta cuestión.
  • La Sirenita (1989)
    Este clásico de Disney le volvió a dar a las sirenas el encanto que habían perdido y consiguió consagrarse como una de las favoritas de niños y adultos sin embargo está repleta de contenidos machistas. “Los hombres no te buscan si les hablas” – Esta es la frase que le dice Ursula a Ariel indicando que tiene que darle su voz para tener piernas pero que eso no será un impedimento ya que “mejor una mujer callada”.
    Y esto no es todo, en la canción icónica de la película cantada por el crustáceo Sebastián “Kiss The girl” (O bésala en latino) hay una parte en la cual dice: “Mírala y ya verás, no hay que preguntarle. No hay que decir, no hay nada que decir, ahora bésala", en este punto nos preguntamos ¿Cómo que no hay que preguntarle? ¿Dónde quedó el consentimiento?. Si sos mujer y estás leyendo esta nota probablemente en algún momento intentaron o te dieron un beso a la fuerza haciéndote pasar no solamente una situación incómoda sino vulnerando tus derechos y esta película de Disney claramente romantiza ciertas acciones que no deberían tomarse a la ligera.
    No es todo negativo en esta historia, también debemos reconocer la gran valentía de Ariel y su fuerza por emanciparse de su padre, quien en su intento de sobreprotegerla la priva de sus libertades.
Princesas
  • La bella y la bestia (1991)
    Ya nos estamos acercando al año 2000 con lo cual hay más consciencia sobre los derechos de las mujeres (aunque no del todo). Las mujeres votan, trabajan, van a la escuela, son profesionales, etc, y Bella muestra algo de eso ya que le encanta leer, es culta y quiere más de su vida que casarse y tener una familia.
    Le aclara unas mil veces a Gaston que no lo quiere a pesar de ser “guapo” y que ella no es de su propiedad. Podríamos pensar que esta película no tiene contenidos machistas pero no tan rápido… los tiene.
    Bella hace las tareas del hogar y cuida a su padre (no lo hacen juntos y también esto roza algo del viejismo al dar la idea de que un adulto mayor no puede cuidarse solo), también en Bella es retenida en contra de su voluntad por la Bestia de la cual ella recibe maltratos psicológicos constantes con gritos, desdén y ordenes. “La belleza está en el interior” dice la película, y si, es verdad, pero Bella no se enamora de la Bestia en un principio y no es porque sea peludo y tenga colmillos sino por su violento comportamiento.
    Es un hombre posesivo, maltratador y celoso. ¡Pero puede cambiar! ¿Esa es la idea de la película?. La historia es buena, la infancia de la bestia fue terrible y fue un niño malcriado que no valoraba nada de su entorno… podríamos pensar que esto justifica sus actos PERO NO.
  • Aladdin (1992)
    Jazmín es un personaje fuerte en esta película ya que ella todo el tiempo aclara que no necesita un hombre, que no es propiedad de nadie que no va a dejar que nadie decida por ella con quien debía casarse.
    Es verdad que ella vive cómoda en su palacio pero muestra toda la la película que eso no le interesa ya que prefiere escaparse, dejar las comodidades de palacio y vivir en la calle si con eso consigue ser libre.
    Jazmin tiene carácter y se muestra combativa aún cuando quieren hacerla parecer un objeto sexual (la escena del reloj de arena es prueba de esto).
Princesas

Podríamos hablar todo el día de las millones de películas de Disney pero es interesante ver como al transcurrir los años y cambiando el contexto mundial en torno al movimiento feminista hay una modificación en torno a las protagonistas de las películas de la franquicia.
Lejos quedó Blancanieves con su aire sumiso… y ya finalizando los 90s empiezan a aparecer mujeres como Pocahontas, Megara, Mulan, Esmeralda, Jane, Kida, Tiana, Rapunzel, Merida, entre otras quienes ya no dejan todo por amor, tienen interés por conocer el mundo, ser independientes y salvarse a sí mismas (aunque Disney es Disney y el contenido romántico aparece pero no es lo central).
Disney entonces comienza a crear verdaderas mujeres guerreras.

Por último, y para finalizar, no quería dejar de mencionar lo notoria que es la evolución de Disney en torno al movimiento feminista con la llegada de Frozen en 2013.

Elsa es una de las protagonistas y es remarcable su historia ya que ella tiene miedo de sus poderes (no lo analicemos pero sí pensemos en esto). Dada la magnitud de su magia sus padres la ocultan en pos de protegerla (¿Les suena que las mujeres deban ocultarse, vestirse de manera diferente, ser sumisas?) pero Elsa ante un evento en el que su magia es incontenible se marcha y decide ser libre por primera vez en su vida viviendo una aventura que la llevará a encontrarse a sí misma.
Otro aspecto de la película es que no es el amor de un hombre el que la salva sino el amor de su hermana (no, no hablamos de que la familia sea lo importante sino que el amor puede provenir de diferentes lugares). Por otra parte a través de su hermana Anna, Elsa nos enseña muchísimo y corta con la idea con la que venía Disney hace años acerca de casarse prácticamente al segundo de conocer a alguien ya que Elsa le dice a su hermana menor acerca del príncipe con el que esta se quiere casar que es absurdo casarse con alguien a quien apenas acaba de conocer. ¡Finalmente!

Dato de color: Frozen fue la primer película de Disney en estar dirigida por una mujer, la cual también escribió el guión.

A través de este recorrido nos podemos dar cuenta de que hay una evolución en las películas de Disney en torno al movimiento feminista, evolución que es un proceso que ha comenzado y que no piensa detenerse.