¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews
Ultimos

Fuerte rechazo a las Sociedades Anónimas Deportivas

Fuerte rechazo en redes a la posibilidad de que se instalen las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) en el fútbol argentino.

Como comentamos en Pipol, está latente la posibilidad de que los clubes se puedan convertir en SAD. El tema se hizo viral en las redes sociales y distintos sectores de la sociedad argentina expresaron su repudio en contra de esta medida.

Uno de los pioneros en alzar la voz fue el presidente de San Lorenzo, Matías Lammens. Quien abrió un hilo en su cuenta de Twitter para explicar por qué se oponen a las Sociedades Anónimas Deportivas.

Al pedido de no inclusión de las sociedades anónimas se sumó el Club Atlético Independiente de Avellaneda. Más allá de la rivalidad política entre el presidente de la Nación Mauricio Macri -quien quiere instalar las SAD en AFA desde los 90- y la familia Moyano -Hugo Moyano, presidente de Independiente- los hinchas cantan cada fin de semana que no quieren ser una empresa -en alusión a su rival Racing Club, que fue gerenciado por Blacayceleste S.A- y así lo demostraron por redes sociales.

Uno de los argumentos que más resuenan en esta lucha por mantener a los clubes como asociaciones civiles tiene que ver con que los mismos cumplen un rol social fundamental en la vida de Argentina. Ya que sirven de contención en los lugares donde el estado no llega, para los chicos de los lugares más carenciados puedan crecer en mejores condiciones y así se manifestó la gente de Velez Sarfield viralizando una imagen de José Amalfitani.

Banfield, Lanús, Temperley, Los Andes, River, Chacarita, Ferro, Quilmes, San Telmo y Gimnasia son algunos de los clubes que se pronunciaron en contra de esta medida que no obliga a los clubes a convertirse en Sociedades Anónimas, sino que les otorga la posibilidad.

Así las cosas, el ambiente del fútbol se está caldeando en el contexto de una votación respecto de las SAD en Viamonte que no pasará para nada desapercibida.