Ya sea que tengas hijos, curses todo el día en la facultad o estés corriendo de un lado a otro para cerrar un proyecto de trabajo, es común encontrar día a día razones para posponer la actividad física. Sin embargo, las responsabilidades y obligaciones no son excusa para dejar de cuidar nuestro cuerpo; priorizar el ejercicio físico en el día a día es una decisión consciente que debemos tomar para cuidar de nuestra salud, es por esto que los expertos recomiendan dedicarle al menos 5 minutos todas mañanas.

“Independientemente de si dedicás una hora o 15 minutos a realizar actividad física. ejercitarse por la mañana te permite arrancar el día sintiéndote imparable, ayudándote así a afrontar tus obligaciones libre de tensiones y de estrés. Además, al ser cierto que todos vivimos con tiempos cada vez más ajustados, el ejercicio matutino te asegura que no aparezca ningún imprevisto que te impida dedicarte un tiempo para vos” explica Camila Mariana, entrenadora profesional certificada por la Academia Nacional de Medicina de los Deportes en Estados Unidos (NASM, por sus siglas en inglés).

Porque dedicarle al menos 5 minutos a tu cuerpo todos los días es el primer paso para incorporar la actividad física a la rutina diaria, la experta comparte los tips necesarios para dominar tus mañanas:

1. Prepará todo la noche anterior:

Ya sea que salgas a correr por tu barrio o que practiques yoga en tu cuarto antes de salir de casa, dejar tu ropa y todos los elementos que necesitás preparados al costado de tu cama la noche anterior es la mejor forma de evitar caer en la tentación de quedarse un rato más en la cama.

2. Comenzá de a poco:

Si el ejercicio no forma parte de tu rutina diaria, incorporarlo de a poco es la mejor forma de generar el hábito. Podés dedicarle 5 minutos todas las mañanas a entrenar un músculo diferente de tu cuerpo y, a medida que se va volviendo una rutina, incrementar el tiempo que le dedicás. De hecho, una rutina simple pero efectiva de cuerpo entero que podés realizar en cualquier lado es hacer sentadillas, plancha, flexiones de brazos y estocadas laterales durante 30 segundos por cada ejercicio, descansando otros 30 segundos más y repitiendo 2 veces para lograr así los 5 minutos de ejercicio.

3.Elegí algo que te haga arrancar el día feliz:

Es común que al hablar de entrenar muchos se imaginen un gimnasio lleno de pesas, sin embargo las opciones a la hora de realizar actividad física son ilimitadas. Hacer yoga, bailar o realizar algún deporte por la mañana no sólo van a mantener tu cuerpo sano y lograr que arranques tu jornada con más alegría, sino que también va a ayudar a que puedas generar un hábito sostenido en el tiempo haciendo algo que te divierte y motiva.

4.Los pequeños cambios también cuentan:

La gran clave para evitar el sedentarismo es realizar pequeños cambios a tu rutina diaria. Usar las escaleras del edificio cuando salgas de casa por la mañana, o bajar del colectivo unas paradas antes para llegar caminando a tu trabajo son pequeños hábitos que al largo plazo van a hacer tu vida mucho más saludable.

Cualquier sea la actividad que más te motive, lo importante es que tomes pequeñas iniciativas que te ayuden a ser tu mejor versión. Ahora que ya sabés todo lo que el ejercicio matutino puede hacer por vos, ¿cómo pensás arrancar el día de mañana?


Ejercicio matutino: las claves para dominar tus mañanas
Por Camila Mariana: Entrenadora Profesional