¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews

¿Dónde conseguiste mi email?

Todos los que trabajamos en marketing digital y específicamente en outbound marketing, seguramente nos topamos con esta pregunta. Vamos a charlar sobre porqué esta, es la pregunta incorrecta.

¿Dónde conseguiste mi email?
Photo by Stephen Phillips - Hostreviews.co.uk / Unsplash

Parece increíble, pero en el estado actual de las cosas, donde los algoritmos escuchan tus conversaciones privadas para sugerirte que comprar, facebook sigue haciendo desastres con la privacidad, y hasta cuando los mismos ex trabajadores de las tecnológicas te advierten de los riesgos de estar en la redes sociales. Que alguien te pregunte como resultado de una campaña outbound marketing ¿De dónde sacaste mi email? ¿No es ingenuo? ¿No es la pregunta equivocada?

¿Por qué estás en redes sociales? NO ¿Dónde conseguiste mi email?

Cada vez que recibo como respuesta el bendito ¿Dónde conseguiste mi email? Me gustaría responder ¿Por qué estás en LinkedIn? Red que uso generalmente para contactos B2B ¿O acaso creen que tanta buenas funciones o acceso a miles de empresas, empleadores y talentos es realmente «Gratis»? En su lugar ¿Por qué piensan que hay una función paga para cada tipo de caso de uso? Vendedor, Hunter (Cazador de talentos), búsquedas laborales corporativas, etc.

Obviamente pido disculpas y los saco de la lista pero, ¿En serio? ¿Es posible que profesionales probados en CX, Marketing y Canal online/Digital me pregunten a esta altura de la virtualidad de dónde sacaste mi email?

Nada es gratis, en serio, no es una frase hecha

De la misma forma que el escritor de ciencia ficción Robert A. Heinlein inventó la frase que luego tomó Milton Friedman «No hay tal cosa como un almuerzo gratis«. No hay tal cosa como servicios gratis en internet. Los hay con diferentes modelos de negocio. A veces requieren de un pago del usuario, y cuando no, es porque requieren del usuario. De todos los datos del usuario que se puedan obtener para vender como valiosísimo producto – VOS – a otras empresas interesadas en llegar a usuarios con tu perfil para venderte cosas.

La respuesta a ¿Dónde conseguiste mi email? en caso que no la sepas, es muy fácil. De la misma red social, o a cualquier CTA que esta tenga en una campaña paga, o a empresas que trabajan con las redes sociales en prospección de leads. ¿Cómo lo obtuve? Porque se los dejás a la red social por tu propia voluntad y por nada mas a cambio que obtener el supuesto beneficio de la plataforma. Conectar con gente, buscar trabajo entretenerte, lo que sea.

Las redes sociales nunca están de tu parte

¿Suena duro no? Pero es cierto, te dan beneficios a cambio de tu información personal. Y en caso que quieras anonimato, por ejemplo para visitar un perfil de forma anónima, se paga aparte. Así funciona por ejemplo en LinkedIn. ¿Hay que dejar de usar las redes sociales? Tampoco es la pregunta correcta, si lo es ¿Cómo puedo usar las redes sociales para que por lo menos sea un win – win? «A medias». Es algo que planteo en el post Social Media Brexit.

Por eso, si le preguntás a alguien nuevamente ¿Dónde conseguiste mi email? Seguramente es que no entendés como funcionan las redes sociales, ni porqué hay tantas cosas «gratis» en internet, ni tampoco cómo funciona el marketing en el siglo XXI. Es hora de ponerse en tema ¿Qué opinás? Te leo.

Si te gustó esta nota, 👇
Invitame un café en cafecito.app


c