Ya sea en el patio de tu casa, la terraza del edificio o aprovechando los espacios verdes que la ciudad tiene para ofrecer, el buen clima es la excusa perfecta para retomar la actividad física y exponerte a la vitamina D del sol, lo cual es muy importante luego de largos meses encerrados en casa.

“Los espacios abiertos son grandes aliados para las personas a las que les cuesta mantener una rutina de entrenamiento, ya que estar al aire libre tiene un gran impacto positivo en nuestro estado de ánimo, por lo que la motivación al entrenar fuera de casa es mucho mayor. Además, desde el punto de vista físico, los espacios abiertos son perfectos para ejercitar con el peso propio de nuestro cuerpo, lo que es ideal para aquellas que no está acostumbrados a realizar ejercicios con pesas o equipamiento”  explica Camila Mariana, entrenadora certificada por NASM y fundadora de POWER, la aplicación de entrenamiento que busca ayudar a las mujeres a generar una relación positiva con la actividad física.

A la hora de iniciar una rutina de entrenamiento e incorporar nuevos hábitos saludables, la experta nos comparte 3 tips a tener en cuenta:

01. Buscá acompañamiento en un profesional

Retomar la actividad física después de un largo tiempo sin entrenar requiere de un acompañamiento profesional para evitar lesiones. Usualmente, las personas suelen buscar “recuperar el tiempo perdido” en el corto plazo, lo que termina en una exigencia muy alta para el cuerpo.

Sin embargo, la ayuda profesional no tiene que venir necesariamente de un personal trainer, sino que la tecnología puede ser un gran aliado para seguir una rutina de forma segura y económica.

“Si no vas a recurrir a un profesional de forma personalizada, a la hora de elegir  una aplicación de entrenamiento es importante chequear que esta brinde asesoramiento de acuerdo a tu nivel de capacidad. En POWER by Camila, uno de los planes más elegidos por nuestras usuarias es el de Principiantes, ya que durante 8 semanas busca de forma paulatina aumentar su capacidad física sin exponerlas a lesiones” añade Camila Mariana.

02. Motivate

Como mencionamos anteriormente, el aire libre es un excelente método de motivación para realizar actividad física, además de que trae consigo otros beneficios como la reducción del estrés y el insomnio, entre otros. Sin embargo, son muchas las formas de alentarte a volver a entrenar, ya sea eligiendo tu playlist favorita de spotify, estrenando ropa deportiva nueva o arreglando para salir en conjunto con una amiga, lo importante es que asocies algo que te gusta a la actividad física.

03. Perseguí las metas alcanzables

Cambiar de talle de pantalón en una semana no solo no es una meta positiva, ya que no busca mejorar tu capacidad física ni hacerte más fuerte, sino que es exclusivamente un objetivo estético, sino que además no es realista. Al contrario de lo que se cree, fijar metas optimistas por demás en un corto plazo no sirven como motivador sino que desalientan a las personas ya que éstas sienten que nunca las van a poder alcanzar.

No importa decidís hacerlo en compañía de una amiga, junto a un grupo de entrenamiento, o guiada por una aplicación, lo importante este verano es retomar actividades que te conecten con tu cuerpo y te ayuden a encontrar la versión más saludable de vos misma.