Los primeros ejemplares se pudieron divisar este fin de semana en la zona de Puerto Madryn, y con las primeras luces del día martes los habitantes de Puerto Pirámides fueron los privilegiados en admirar semejante espectáculo natural, el mismo se aprecia desde hace mucho tiempo. "La ballena franca austral" se puede ver en esta altura del año cumpliendo su ciclo de reproducción y cuidando de sus ballenatos, el censo es de unos 2.000 nacimientos aproximadamente.

Este fenómeno, desde los años 70, con 480 ejemplares ha ido en ascenso el número de cetáceos registrados, llegando a nuestra zona, con un número aproximado a 1.600 en el 2018, acotó El ministro de Turismo y Áreas Protegidas del Chubut, Néstor García.

Ballenas en Puerto Pirámides

La redes sociales estallaron por la algarabía de los usuarios, al poder ver las colas de las ballenas asomándose sobre el agua, exclamó Pedro (pescador artesanal) de Puerto Pirámides, declarada "Patrimonio Natural de la Humanidad por Naciones Unidas en 1999", debido a este reservóreo único de población y llegada de la ballena franca austral a la reserva natural de la Península de Valdés.

El Intendente de Puerto Pirámides Fabián Grandón dijo: "Lamentablemente este año como el anterior, estaremos en una temporada totalmente distinta" manifestó el mandatario; refiriéndose a la disminución del flujo turístico internacional debido a la pandemia.

Es preciso señalar que a mediado del mes de junio es donde queda formalmente inaugurado la apertura de la temporada, desde la aparición del Covid 19 todo cambió, y puede quedar en stand by hasta nuevo aviso.

Algo curioso e interesante, según estudios realizados: las ballenas tienen una característica muy especial llamada "filopatria", significa que estos mamíferos regresan al mismo lugar donde nacieron, y también lo hacen en su ciclo reproductivo.

Mientras que esperamos volver a poder verlas, de momento solo nos podemos contentar con planificar cuándo ir a avistar a estos magníficos mamíferos marinos, también conocidos como cetáceos.