¿Cuántas veces te encontraste mirando el calendario y haciendo la cuenta regresiva para las vacaciones con ganas de recargar las baterías? Para los más chicos no solo es igual, también es muy beneficioso. Un nuevo estudio científico dice que los viajes familiares además de dejar mejores recuerdos que recibir juguetes de regalo, los vuelve más inteligentes.

El gran dilema de los padres en vacaciones escolares

Un par de situaciones comunes con la que muchos padres pueden identificarse:

1. los niños, rodeados de docenas de juguetes y aún así se acercan para declarar que están aburridos. En realidad lo que nos dicen es “Jueguen con nosotros!";"Pasen más tiempo con nosotros".

2. Cuando llegan las vacaciones escolares es muy frecuente escuchar o vivir en carne propia el estrés que los padres experimentan por tratar que sus hijos ocupen el tiempo en algo como cuando están en la escuela. ¿Levante la mano quién no los envía a la colonia? Y ¿Quién no termina llenado a los niños de juguetes con la sola idea que permanezcan entretenidos?

Bueno, para la ciencia no hay juguete que pueda reemplazar un viaje en Familia.

¿Vacaciones en familia o juguetes?
Foto por Danielle MacInnes en Unsplash

Viajes en Familia es sinónimo de felicidad

Felizmente, las vacaciones parecen ser la respuesta a la felicidad de los niños. Compartir experiencias y crear recuerdos que duran toda la vida es algo que tiene un valor mucho más allá del precio de un hotel o una estadía en un lugar donde poder compartir tiempo con los niños.

A diferencia de tratar de distraer a los niños del aburrimiento con juguetes nuevos, las vacaciones en familia cambian completamente la atmósfera y la dinámica del grupo familiar y ofrecen novedad y emoción en un lugar nuevo. Lejos de las tareas domésticas interminables, las tareas escolares y las obligaciones del trabajo, los padres pueden dejar la rutina habitual y disfrutar de ponerse al día con sus hijos y probar nuevas experiencias juntos en un ambiente nuevo y relajante.

Viajar en familia es educativo y vuelve a los niños más inteligentes

Un error común en los viajes familiares es tratar de convertir el viaje en  " una experiencia educativa". Los expertos en desarrollo infantil aseguran a los padres que esto es completamente innecesario. Los niños necesitan un descanso de la escuela y la educación formal de la misma manera que los adultos necesitan descansar del trabajo. Además, donde quiera que vayan, los niños se desarrollarán y aprenderán más de lo que los padres creen, simplemente a través de la inmersión en una nueva cultura y a través de la exposición a diferentes climas, geografía, comida e idiomas. De hecho, ¡Es un aprendizaje constante!

Las mejores vacaciones para los niños son esas en las que pueden descansar, jugar libremente, explorar sus alrededores y pasar tiempo con las personas que aman. Los expertos en desarrollo infantil afirman que el juego libre, tristemente en declive en la infancia del siglo XXI, es "una experiencia humana crucial, especialmente para los niños, pero también para los adultos ... sin el juego y el libre esparcimiento, la vida es muy vacía y carente de alegría". Dentro de esta experiencia, viajar y además en familia, como dice la famosa publicidad, no tiene precio.