¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews
Ultimos

Urtubey y Macedo ¿El mejor matrimonio de la política Argentina?

El año que viene habrá elecciones presidenciales en Argentina. La carrera por el puesto en la Casa Rosada comienza desde antes de empezar. Como un velocista que debe entrenar meses antes de la carrera de 100 metros, los políticos deben prepararse con mucho tiempo de anticipación para que su imagen mida para ser considerados en sus partidos políticos.

Uno de los políticos que tiene un futuro prometedor para ser pre candidato a presidente en la interna del Partido Justicialista es Juan Manuel Urtubey, Gobernador de la provincia de Salta. Y, para conseguirlo, debe mantener una una estrategia comunicativa que le permita llegar de la mejor manera.

Barack Obama, ex presidente de los Estados Unidos, realizó la campaña de su reelección a través de sus redes sociales. Sin brindar entrevistas a los grandes medios de comunicación.

La jugada de Obama dejó en evidencia algo a lo que pocos le han prestado atención. La televisión ha perdido fuerza ante las nuevas tecnologías que ofrecen los teléfonos celulares. El sociólogo y ex director del Departamento de Cultura y Comunicación de la Universidad de Nueva York, Neil Postman, escribió en su libro "Divertirse hasta morir", que Richard Nixón aconsejó en los años 80 a Edward Kennedy que adelgace 10 kilos si quería ser candidato a presidente de Estados Unidos.

Dar bien en cámara fue siempre primordial para los políticos en la época donde el paradigma comunicacional era la televisión. En la TV lo importante es dar una buena impresión,  dejando en un segundo plano el contenido que se quiera comunicar. Hoy en día, con las redes sociales, se le sumó un agregado a esa buena impresión que se debe dar en cámara.

Todos los días compartimos información de nuestra intimidad en las redes. Y para juzgar a una figura pública le exigimos que sea clara y transparente con lo que nos cuenta en sus redes. Es más importante saber cómo está compuesta su familia que saber cuál es su opinión sobre la economía.

Urtubey se ha mostrado en sus redes como un peronista moderado y católico. Reivindicó a Evita por "su lucha por los humildes, la justicia social y el amor al pueblo"; recibió a Macri en Salta y también fue critico de sus políticas de gobierno; le brindó tributo a la Pacha Mama; acompañó a un obispo nombrado por el papa Francisco; además, siempre tiene un momento para mostrarse con su mujer, Isabel Macedo, y su hija recién nacida, Isabel Urtubey.

En Instagram, el gobernador de Salta cuenta con 113 mil seguidores. Mientras que Macedo tiene 1,7 millones de seguidores. Es decir, el interés por el político no alcanza ni el diez por ciento de las miradas que recibe la actriz. Macedo -en su Instagram- se dedica a postear sobre la intimidad de su familia. Una temática que no está tan presente en las cuentas  del salteño.

Perfil de Uru

¿Y si fuera una estrategia?

Supongamos que Urtubey empezó a pulir su imagen de cara al 2019 ¿Qué tanto más puede decir un político al respecto de sus posiciones frente a la economía o la sociedad que lo diferencie y posicione por encima del resto? Jamás encontraría su diferencial en un país agrietado como la Argentina. Reducimos todo a "está a favor o en contra" de lo que sea. No hay posibilidad de lucirse dentro de esta lógica binaria a la que está sometida la Argentina.

En cambio, la farándula es mucho más accesible para conectar con el público. Ahí es donde entra en juego su mujer. Macedo muestra el lado humano del Gobernador, con un alcance y un punto de vista mucho más efectivo que el que podría tener el propio Urtubey. Es más creíble que la mujer diga que es buen tipo a que él mismo se postule como buena persona.

Es imaginable que lo que haga uno repercuta en el otro, son una pareja compuesta de dos figuras públicas. Cada uno se muestra como quiere es en sus redes. Sólo que Macedo tiene el poder de impulsar la figura pública de Urtubey. No desde el lugar de alguien que levanta una bandera política o militando a un candidato. La actriz narra la historia de su marido desde el lugar de ser su pareja, de mostrar lo que nadie conoce de él.

Esto es algo común. Lo más normal de un enamorado es publicar información sobre lo mucho que ama a su pareja y por qué lo hace. Solo que, a la vez, la actriz le puede hacer propaganda al Gobernador. Veamos los números: la última foto que subió Urtubey junto a su esposa en Instagram no alcanza los 20 mil corazones; la última foto de la pareja en la cuenta de Macedo tiene 83 mil likes.

Instagram de Urtubey
Instagram de Macedo

De esta manera, Urtubey mantiene la moderación en sus discursos políticos. Realiza su trabajo como gobernador, critica al oficialismo y a la oposición,  y se pronuncia sin sobresaltos respecto los tópicos más calientes que se debaten dentro del país. Por su parte, Macedo catapulta su figura a nivel nacional gracias al alcance de sus redes sociales. Como dijo Postman, en TV no importa lo que digas sino la presencia que tengas; Urtubey la tiene y es moderado. Macedo, mientras tanto, cumple con las necesidades de las  nuevas tecnologías. Es una influencer de lujo para contar la intimidad de su marido y humanizar su costado político.

Urtubey y Macedo funcionan como una pareja perfecta en el sentido comunicacional, que puede llegar a impulsar la imagen pública del Gobernador para transformarlo en un candidato de cara a las presidenciales del 2019