¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews
Ultimos

Uber sin control

Las nuevas tecnologías están modificando al mundo. La vida como la conocimos el siglo pasado está cada vez más lejos. Los empleos en fábricas son cada vez menos. Los están reemplazando por máquinas que optimizan el tiempo y el dinero para los empresarios. A su vez, las mismas tecnologías abrieron otros puestos de trabajo. Diferentes a los que estábamos acostumbrados. Las empresas le sacaron el lugar a las fábricas. Con este cambio los obreros de fábrica se convirtieron en otro tipo de empleados. La creatividad se convirtió en un valor fundamental y todas las empresas buscan perfiles diversos, de personas que sean “proactivas”, emprendedoras. Porque emprender es el paradigma del nuevo siglo. Todo el día lo estamos haciendo. Tanto en el trabajo como en la vida privada. Privada de intimidad, porque somos emprendedores de nuestras redes sociales, donde comunicamos todo lo que hacemos. Qué comemos, con quiénes nos juntamos, a qué lugares vamos, qué música nos gusta. También likeamos fotos. De personas, de empresas, de famosos.

Trabajar en relación de dependencia con el celular

Uber nos ofrece una nueva manera de emprender con el celular. Todo aquel que tenga un auto puede trabajar con la aplicación. Cada uno elige la franja horaria, pueden aceptar y rechazar viajes. Si necesitan parar a descansar lo hacen, y se pueden tomar todas las vacaciones que deseen. La realidad es que emprender en Uber es sólo una ilusión. Son empleados de Uber, porque ellos eligen meterse dentro de la plataforma y le pagan parte de las ganancias a empresas privadas. La Plusvalía se va directo hacia la empresa holandesa. La empresa de la aplicación se instaló en el mundo por sus económicos precios en los viajes. Económicos hasta que elimine a su competencia, los taxis y remiserías. Cuando eso suceda elevará los precios como sucedió en otras ciudades del mundo.

Uber sostiene la ilegalidad

En Argentina, además de no pagar impuestos, ayuda a los inmigrantes ilegales. No hace falta tener la documentación de residencia ni poseer un auto para trabajar en Uber. Podés compartir ganancias con el dueño del auto y no son necesarios los papeles en lo más mínimo. A veces, cuando nos subimos a un auto pedido por la aplicación, nos encontramos con un chofer muy diferente al que aparece en la foto de perfil. Esto sucede cuando los choferes son extranjeros. Inmigrantes que se escaparon de la pobreza de su país y ahora manejan un auto para sobrevivir ¿Cómo hicieron para conseguir el coche tan rápido? Fácil, lo alquilaron. De esta manera tienen ingresos sin declarar, un trabajo que le sacan a un taxista/remisero argentino, y además sin la necesidad de tener papeles en regla para vivir en el país.