Foto de portada por Daiy Nouri en Unsplash

Miércoles 24 de junio de 2020 — Hot Sale en Argentina está a la vuelta de la esquina, por lo que es hora de que la industria minorista se prepare. El año pasado, el 78% de las ventas totales se realizaron a través de tarjetas de crédito, según datos de la CACE (Cámara Argentina de Comercio Electrónico), y muchos argentinos hicieron sus compras usando sus teléfonos móviles, lo que puede resultar muy atractivo para campañas de phishing y el robo de datos.

En un contexto donde el consumo post COVID-19 ha llevado a un aumento en las compras online, el funcionamiento de la página web y una buena experiencia del cliente nunca han sido tan cruciales para las empresas. Al mismo tiempo, con más pagos online y transferencias electrónicas, se espera que haya un incremento en las fraudes en el futuro, según un estudio de Euromonitor International.

De hecho, el comercio electrónico en Argentina registró un crecimiento de la facturación del 84% en el mes de abril, en comparación con un mes promedio en el primer trimestre de 2020. Además, un aumento del 38% en las órdenes de compra y del 71% en las unidades vendidas, según el Estudio de Comercio Electrónico del mes de abril de 2020 en Argentina, realizado por Kantar para la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), que indica que este año, el Hot Sale podría superar las expectativas de las empresas en términos de demanda. Por lo tanto, las empresas deberían preparar su infraestructura de TI y ser aún más cautelosas sobre la ciberseguridad.

El mercado actual

Veamos más de cerca al impacto de Hot Sale en la industria minorista y las predicciones de hacia dónde se dirigen los mercados:

  • Según la CACE (Cámara de Comercio Electrónico de Argentina), en la edición de 2019 de Hot Sale en Argentina, participaron 516 empresas, con aproximadamente 5.8 millones de visitantes en sus sitios oficiales.
  • De este total, el 68% de los usuarios buscaron ofertas desde dispositivos móviles.
  • Se generó una facturación total de más de US$ 125.000 (8.511 millones de pesos argentinos), y más de 2 millones de órdenes de compra, con más de 3,5 millones de artículos vendidos.

Con más de 2 millones de nuevos usuarios eligiendo el canal online para realizar sus compras en respuesta a las medidas de aislamiento social en el país para combatir el COVID-19, no hay duda de que el Hot Sale de este año serán una gran oportunidad para el comercio minorista. Sin embargo, el desafío radica en gestionar eficazmente el aumento de visitantes a los sitios web de la empresa y garantizar que los usuarios finales tengan una experiencia positiva. Así que veamos algunos consejos clave sobre cómo preparar tu sitio web para la temporada de compras de este año:

Prueba, prueba y prueba un poco más

Recomendamos a los equipos de TI realizar simulacros de los peores escenarios para ver cómo se comporta el sitio web. No tengas miedo de fallar aquí; la falla de cada elemento es una oportunidad para conocer los puntos débiles de tu sitio web, para que puedas abordarlos y mantener una experiencia de compra estable y gratificante para tus clientes.

Estar atento a los tiempos de carga y respuesta deficientes (tanto en el front-end como en el back-end), problemas con transacciones críticas y latencia de red. La CPU, la memoria, el uso del disco y la actividad de la red son los sospechosos habituales de disminución en el rendimiento del servidor, por lo que si tu sitio web tiene problemas, hay que comenzar allí.

Si tu empresa atienda a una base global de clientes, también es recomendable verificar el rendimiento de tu sitio web desde varias geografías para garantizar la disponibilidad en diferentes ubicaciones.

Mantente seguro

En 2018, Amazon sufrió un importante ataque a sus datos que llevó a la filtración de nombres de clientes y direcciones de correo electrónico en su sitio web, solo dos días antes del Black Friday. Con servidores que ejecutan grandes volúmenes de tareas en segundo plano y manejan grandes volúmenes de tráfico, es probable que de vez en cuando ocurran fallas de seguridad.

Si bien estas fallas puedan ser comprensibles desde la perspectiva del profesional de seguridad, los consumidores rara vez se sienten tan empáticos cuando se enteran de que su información privada ha sido expuesta. Para mitigar este problema, es esencial monitorear los servidores y realizar un seguimiento de eventuales cambios, accesos y cuándo ocurren. También es importante monitorear los registros generados por servidores, aplicaciones y dispositivos de seguridad. Con la enorme carga de tráfico que los servidores están a punto de experimentar, vigilar de cerca estos registros ayudará a mantener su infraestructura lo más vigilada posible.

Probar, optimizar, repetir.

El truco consiste en establecer puntos de referencia para el tiempo de respuesta, la latencia de la red y otras métricas de rendimiento, y luego examinar los resultados después de que el departamento de TI bombardee artificialmente sus servidores, simulando el tráfico de "Hot Sale". Puede ser que no te guste lo que ve al principio, pero la evaluación comparativa y la optimización son fundamentales para el éxito. Con algo de trabajo, las áreas problemáticas en la infraestructura del sitio web se pueden abordar con suficiente anticipación, asegurando su  disponibilidad cuando más lo necesita.

Es importante priorizar los hallazgos, ajustar sus puntos de referencia y repetir las pruebas hasta que el resultado sea el que se busca. Asegúrese de enfrentarse a los sitios de la competencia también, ya que con ellos estás disputando. Tenga cuidado: realizar cualquier revisión importante de la página web requiere tiempo, mucho más de lo que queda antes de la temporada de compras de este año, por lo que, por ahora, es mejor mejorar lo que tiene en lugar de reiniciar desde cero.

Controlar

Cuando finalmente llegue el día, solo queda una cosa por hacer: monitorear todo. El comportamiento de cada elemento web, el rendimiento de cada complemento, cada registro de seguridad sospechoso: crea alertas para cualquier cosa que cruce tus puntos de referencia de rendimiento nuevos y firmemente establecidos, para que puedas abordar cualquier problema de rendimiento antes de que afecte a los usuarios finales.

Dado el alcance de la supervisión, querrás automatizar la recuperación de procesos inactivos, picos de CPU, uso de disco y otros problemas. De esa manera, te concentras en problemas importantes como la planificación de capacidad y las interrupciones. Las automatizaciones también pueden ayudar a reducir el tiempo medio de reparación (MTTR) de los incidentes.

Brindar una buena experiencia al cliente depende de un rendimiento superior del sitio web y del sistema. Eso se logra evaluando cómo se comporta su sitio web, tomando medidas para garantizar que la infraestructura sea segura, estableciendo, probando y monitoreando todos los puntos de referencia de rendimiento. A prepararse... y ¡buenas ventas!

Srinivasa Raghavan, Gerente de Producto en Site 24x7-ManageEngine
Srinivasa Raghavan, Gerente de Producto en Site 24x7-ManageEngine

SOBRE MANAGEENGINE ARGENTINA

ManageEngine es la división de gestión de TI empresarial de Zoho Corporation. Las empresas establecidas y emergentes, incluidas 9 de cada 10 organizaciones Fortune 100, confían en nuestras herramientas de administración de TI en tiempo real para garantizar un rendimiento óptimo de su infraestructura de TI, incluidas redes, servidores, aplicaciones, equipos de escritorio y más. Tenemos oficinas en todo el mundo, incluidos los Estados Unidos, los Países Bajos, India, Singapur, China y Australia, así como una red de más de 200 socios globales para ayudar a las organizaciones a alinear estrechamente sus negocios y TI. Para obtener más información, visite www.manageengine.com/latam/; siga el blog de la compañía en blogs.manageengine.com y en LinkedIn en www.linkedin.com/company/manag..., Facebook en www.facebook.com/ManageEngine y Twitter @ManageEngine.