¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews

“Todos pensamos en imágenes”

Es psicopedagoga y llegó al mundo corporativo desde el ámbito escolar. Se considera una persona inquieta que en la búsqueda de nuevas experiencias se encontró con otra forma de comunicar.

“Todos pensamos en imágenes”
Mariela Canteros

“Me di cuenta que podía ayudar a enseñar y a aprender”, dice Mariela Canteros. Actualmente se dedica a la comunicación visual, y a través de dibujos simples hechos a mano ayuda a simplificar la comunicación, para que el mensaje llegue y que todos lo entiendan. Hace 4 años, junto con Gabriela Tizziani fundaron “Dicho a Mano”.

¿Cómo surgió la idea de brindar soluciones en comunicación visual?

Se dio cuando nos encontramos con el visual thinking, un recurso que vuelve atractiva la comunicación con dibujos y que además, es sumamente inclusivo, porque ayuda a que todos entiendan. Es un recurso que en educación no se utiliza demasiado. Hicimos desarrollos específicos e investigamos sobre el tema. No solo encontramos fundamentos, sino también grandes beneficios.

Arrancamos con cursos y libros para capacitación docente. Luego fue creciendo el interés de estos públicos, por eso generamos un posicionamiento en LinkedIn para ofrecer servicios como videos, infografías y dibujo en vivo para eventos, a los clientes corporativos.

¿Qué tiene la vista que no tienen los otros sentidos?

La vista es el sentido predominante en esta era, somos cada vez más visuales. Hay razones impresionantes para eso, porque el 80% de la información que llega al cerebro proviene de la vista, una imagen se procesa 60.000 veces más rápido que una palabra. Es decir, una imagen se decodifica en algo así como una décima de segundo; mientras que las palabras tienen que pasar por distintos niveles de comprensión lectora, demorando así el tiempo de decodificación. Todos pensamos en imágenes porque es un lenguaje amigable con nuestro cerebro.

¿Está de moda el visual thinking?

Es un recurso que parece innovador pero es muy antiguo, los primeros hombres y mujeres dibujaban sus cavernas para comunicar sus creencias, sus ritmos de cosechas, etc. Incluso cada uno de nosotros, antes de desarrollar el lenguaje, dibujamos sin que nadie nos enseñe a hacerlo.

En la infancia, el dibujo tiene un valor fundamental en el despliegue de funciones cognitivas y emocionales en los niños. El problema es que dejamos de usarlo, y la mayoría de los adultos dice que no sabe dibujar. La buena noticia es que se puede recuperar con práctica como cualquier habilidad. Y vale la pena usar dibujos para comunicar porque llaman la atención, ayudan a comprender contenido complejo, potencian la memorabilidad y ofrecen una visión de totalidad, entre otros beneficios.

¿Qué es la facilitación visual?

Es ayudar a entender por medio de dibujos. Por eso, nos gusta definirnos como facilitadoras, y no tanto como dibujantes o ilustradoras, aun cuando en los hechos lo hacemos. Nos aliamos con el capacitador, el coach, el speaker y ayudamos a que su contenido llegue e impacte.

¿En qué podemos usar facilitadores visuales y para qué?

Cualquier contenido puede ser dibujado. El más abstracto y difícil es el que se ve más favorecido porque es el que más lo necesita.

Colaboramos mucho en las tareas de comunicación interna en los procesos de cambio cultural, reportes a diversas áreas, información para colaboradores sobre nuevos productos y servicios para poder ofrecerlos. Métricas de negocios, los datos dibujados se vuelven significativos y atractivos a la lectura.

El servicio estrella para nosotras es el registro gráfico en vivo, ahí dibujamos mientras transcurre el evento, en ocasiones se ve al final el dibujo pero también puede estar todo el tiempo expuesto mientras lo vamos haciendo. Requiere de un gran esfuerzo de concentración, escucha y síntesis. Se vive con mucha adrenalina.

Lo mejor es el efecto "ahhhh" de los participantes cuando ven sus palabras dibujadas y la satisfacción al poder llevarse de inmediato la síntesis visual de todo lo abordado. El dibujo resultante es una experiencia, que en general se comparte. Es habitual que los días siguientes a los registros gráficos, los dibujos se repliquen en las redes con bellísimos comentarios que nos llenan de orgullo. ¡Eso no pasa con un word!

¿La educación está desactualizada?

Es muy complejo el lugar de la educación en la sociedad. Ninguna institución carga tantas expectativas como la escuela. Claramente hay mucho que revisar, nosotras elegimos enfocarnos en los miles de docentes que diariamente hacen mucho esfuerzo para enseñar y que sus estudiantes aprendan. Esos son los docentes a los que nos apasiona ayudar, porque conocemos de los desafíos de transitar el aula y las exigencias del rol. Sabemos que podemos colaborar con ellos porque el visual thinking ayuda a comprender, activar todas las funciones necesarias para aprender, colabora en la convivencia y el clima del aula, además es un recurso altamente inclusivo.

Para los docentes interesados en mejorar su práctica a través de un recurso simple, desarrollamos diversas propuestas de capacitación y publicaciones físicas y también e-book. Y por supuesto, no necesitan saber dibujar para usarlos.

¿Una imagen vale más que mil palabras?

Sí y no. La imagen amplía su potencia comunicativa cuando es acompañada por la palabra. El dibujo tiene muchos sentidos, necesita de la palabra para definir uno. El dibujo unido creativamente a una palabra abre una nueva dimensión de lectura, y activa nuevas conexiones neuronales. Expande así el funcionamiento de nuestro cerebro en la medida que conecta ambos hemisferios. Comprendemos más, recordamos más y pensamos mejor.

En Dicho a Mano, estamos convencidas que todos podemos dibujar, porque el dibujo no está reservado para los talentosos como nos hicieron creer. El visual thinking no es arte, el dibujo vale en la medida que sirve para comunicar y ayudar a entender. No se trata de talento, sino de práctica como con cualquier habilidad.

En nuestras redes compartimos muchos recursos gratuitos para animarse e inspirarse y por sobre todo perder el miedo, desafiar los prejuicios y ponerse a dibujar.

c