Cuando revisamos el Samsung Galaxy S10+ hablábamos de la casi única falencia que tenía. Los auriculares AKG que vienen en el kit original. Como músico que soy y específicamente bajista. Tanto sin la música como sin graves, para mí la vida no tiene sentido.

Foto de portada: JBL TUNE 110 Close Up

En la búsqueda de graves, simpleza y por sobre todo algo con cables, sí con cables. No necesito otro dispositivo más por el que preocuparme para cargar. Me encontré con los JBL Tune 110 que descubrí en la tienda de oficial de Samsung de Cabildo y juramento.

Empaque de los JBL Tune 110

Entré preguntando por auriculares con buenos graves; buena capacidad para aislar el ruido exterior sin eliminarlo del todo; que tenga manos libres para poder realizar llamadas y hangouts y que se lleven bien con el S10+.

Además necesitaba algo que pueda ir bien tanto en un Hop On Hop Off, que proveen auriculares horripilantes, como en el avión para ver la pelis o escuchar música.

Me recomendaron los mismos AKG que venían con el móvil 🤦🏻‍. Después de eso, varios modelos bluetooth que como mínimo pasaban los AR$ 6.000 por lejos. Así que me puse a mirar la vidriera y vi los JBL TUNE 110 que desde su caja decían: Pure Bass Sound + Hands Free Calls, los miré de nuevo, vi el precio a AR$ 1000 y me dije, y bueno, por ese precio me puedo arriesgar.

JBL TUNE 110. Buenos graves, sonido envolvente y manos libres


Al instante de pagarlos le pedí al vendedor que me los abriera, me los calcé en los oídos sólo para comprobar que se sostenían perfectos, abrí Play Música, puse el disco de Quemarecuerdos y verifiqué que era justo lo que estaba buscando.

Tip: ¿Cómo probar unos auriculares para saber si son lo que estabas buscando?
Respuesta: Poniendo tu disco favorito, ese que conocés de memoria, que lo escuchaste en mil lados y dispositivos o que tuviste la suerte de participar en la grabación y saber exactamente cómo querías que sonara. Obviamente es más probable lo primero.

Almohadillas intercambiables de los JBL TUNE 110

Los TUNE 11o no solo tienen unos graves increíbles, dan una gran sensación envolvente y con el tamaño de almohadillas adecuadas para tu tamaño de oído, se aísla muy bien el sonido del exterior sin quedar completamente desconectado. A diferencia de los AKG no saturan los agudos y se los nota bastante resistentes en su construcción. Algo positivo para sumar, es que pagando 225 pesos extra, si los auriculares dejan de funcionar por algún motivo accidental tienen reposición por 2 años.

¿Alguna contra para los JBL TUNE 110?

Control de corte, reproducción y micrófono de los JBL TUNE 110

Como se puede observar en la foto arriba, el control manual desde el auricular solo posee un botón. Este tiene las funciones de pausa, reproducción y adelanto de temas con dos toques. Es decir, si se quiere subir y bajar el volumen de forma manual, hay que hacerlo desde el móvil. Pero por 999 pesos argentinos ¿Qué más se les pude pedir?