La muestra itinerante del Museo del Holocausto de Buenos Aires, Reflexiones sobre la Shoá vuelve a Mar del Plata. A partir del 13 de enero podrá hacerse el recorrido por la exposición en Espacio Clarín. Como en todas sus ediciones, la entrada es libre y gratuita.

Reflexiones sobre la Shoá vuelve a Mar del Plata

De esta manera, la ciudad balnearia acerca una propuesta cultural distinta para los marplatenses y turistas. En primer lugar, la muestra tecnológica e interactiva «Reflexiones sobre la Shoá», propone un recorrido sobre las políticas antijudías de la Alemania nazi. En ese sentido, invita a la reflexión sobre la vida de los judíos europeos en los guetos y campos de concentración durante el nazismo. Además, se pueden observar historias sobre los rescatadores, los sobrevivientes en Argentina y los criminales de guerra que vivieron en nuestro país.

Quienes recorran la muestra podrán encontrarse en las experiencias del pasado para poder pensar sobre las acciones en el presente. Antes que nada, el objetivo es repensar la historia y formular preguntas incómodas y profundas acerca de la condición humana. Por esta razón, se plantea un diálogo permanente entre recursos pedagógicos, nuevas tecnologías y testimonios de los sobrevivientes.

“La nueva muestra cuenta con herramientas pedagógicas y nuevas tecnologías y está a la altura de los museos más modernos del mundo. Además, tiene testimonios interactivos de sobrevivientes en primera persona y espacios sensoriales, mapas y líneas cronológicas temporales”, detalla el presidente del Museo, Marcelo Mindlin.

La exhibición está abierta al público general con entrada libre y gratuita. Y se puede visitar en el Espacio Clarín de la ciudad de Mar del Plata, desde el 13 y hasta el 24 de enero, de 9 a 22 hs.

El Museo en la Ciudad de Buenos Aires

El Museo del Holocausto reinauguró su sede de la calle Montevideo 919, en la Ciudad de Buenos Aires. El nuevo edificio cuenta con 3091 m² y una exhibición permanente realizada por un equipo interdisciplinario conformado por sobrevivientes, historiadores, museólogos, educadores, arquitectos, técnicos multimediales, diseñadores gráficos y voluntarios. Además, contó con el asesoramiento y la contribución de importantes especialistas internacionales.

Según Marcelo Mindlin:

El Museo del Holocausto de Buenos Aires «siempre estará al servicio de la transmisión de valores democráticos, la educación y la lucha por la memoria, para que tragedias, como la del Holocausto, no se vuelvan a repetir».

El edificio, que contó con la donación de 4.5 millones de dólares para su renovación, posee cuatro pisos de oficinas, aulas y una sala de exhibiciones temporarias.


Contactos: Facebook; Twitter; Instagram; You Tube; Sitio web: