foto de portada por Pepi Stojanovski / Unsplash

Cuando se habla de que el dólar “está atrasado” se quieren decir varias cosas. Algunas de ellas son que los sueldos locales en dólares están altos, que los productos argentinos están caros, que los productos importados están baratos, y que viajar al exterior es barato.

Todas estas son consecuencias de lo que se conoce como “atraso cambiario”. En momentos en que el dólar blue está a $ 133 cuesta pensar que la divisa estadounidense pueda estar barata, pero ya sucedió bastantes veces en Argentina.

¿Por qué ocurre el atraso cambiario?

El abaratamiento del dólar ocurre cuando existe un gran ingreso de dólares al país principalmente a través de dos vías: exportaciones o emisión de deuda en moneda extranjera.

Cuando el Estado se endeuda o las exportaciones están en niveles altos, existe un alto flujo ingresante de divisas que hace, por ley de oferta y demanda, que el peso se fortalezca. Existieron varios períodos recientes en que el dólar estuvo atrasado: por ejemplo, desde 2016 hasta abril del 2018 ocurrió por la gran cantidad de dólares que ingresaban de las exportaciones. Y entre 2009 y 2014 ocurrió lo mismo por las exportaciones de soja, cuyo valor internacional alcanzó niveles récord.

Sin embargo, aunque para la gente el atraso cambiario puede ser algo positivo, no lo es para la macroeconomía. Cuando el dólar se abarata mucho, el peso se fortalece y nuestros productos se hacen muy caros en dólares hacia el exterior. Así, a la hora de exportar, nuestros socios comerciales podrían preferir comprarle a otros competidores y se reducirá el ingreso de divisas.

¿Qué significa que el dólar está atrasado?
Foto por Sharon McCutcheon / Unsplash

Otra consecuencia negativa es que el saldo comercial (exportaciones menos importaciones) podría volverse negativo, ya que las importaciones se harían más baratas. Esto produciría una salida neta de dólares del sistema, ya que la salida de divisas (importaciones) sería más alta que la entrada (exportaciones). Esta salida neta se potenciaría también en que habría más turistas argentinos que viajarían al exterior en vez de más turistas extranjeros que vendrían a la Argentina.

¿Cómo saber si el dólar está atrasado?

Para saber si el dólar está atrasado, se pueden mirar varios indicadores. Primero se debe prestar atención al saldo comercial: si hay superávit comercial (exportaciones mayores a las importaciones), podría indicar que el dólar está a un valor competitivo.

Otro indicador que puede calcularse es el tipo de cambio real, es decir cuánto varió el tipo de cambio respecto a la inflación: si aumentó menos que los precios en cierto período, podríamos estar hablando de un atraso.

Un índice similar es el ITCRM (Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral), que mide el precio relativo de los bienes y servicios de nuestra economía respecto a otros países con los que hacemos transacciones comerciales. Básicamente, indica si nuestras exportaciones están en valores competitivos o no. Comparar ese índice al valor previo de la crisis de 2001 o la devaluación de 2018 podría indicarnos cuán atrasado está el dólar.

Por último, se puede comparar nuestro sueldo en dólares con su promedio histórico (debe ser el salario en el mismo cargo, sin incluir ascensos) para ver si estamos ganando más o menos.