Fortaleza, Brasil

Brasil es inmenso y no hay rincón que no pueda dejar de conocerse si uno tiene entre sus planes viajar por allí. Un sitio que merece nuestra visita es Fortaleza, una ciudad que fue "descubierta" por holandeses que estuvieron por ese lugar hacia el año 1600, pero que, recién fue fundada en 1726.

foto por ME/Portal da Copa - CC BY 3.0 br, Link

Esta belleza cuenta con inmensas playas y una abundante vida nocturna (si buscamos pasarla de maravillas). Posee entre sus impecables atributos una preciosa mezcla de historia y urbanización moderna, tal es así que -hoy en día - se puede apreciar el Fuerte de cuyo nombre deriva el que tiene la ciudad. A veces parece que, en este paraje,  no existen más estaciones del año que la de verano porque Fortaleza respira mar y días de playa los doce meses.

Visitar un nuevo emplazamiento y conocerlo bien significa - y es menester - darse un paseo por su tradición culinaria: de tal modo que el paladar viene a ser un visitante eximio de la cultura foránea elegida. Las frutas exóticas, pescados sabrosísimos y frutos de mar son las vedettes de cualquier mesa cearense a la que acompaña una fresca caipirinha o una cerveza helada. ¡Atentos! que el cangrejo y la langosta no se quedan atrás en las especialidades gastronómicas. ¿La estrella de cualquier menú? “peixada cearense”,  es un exquisito pescado guisado con verduras, arroz y pirón.

Por Elingunnur - Obra do próprio, CC BY 3.0, Ligação

Un dato importante para movilizarse en Fortaleza: sea el punto al que quieras ir no tendrás inconveniente porque hay autobuses que  te llevan a cualquier parte de la ciudad, aunque también podés tomar taxis o rentar tu propio automóvil. De todas maneras siempre se opta por estar cerca de las zonas costeras debido a la gran cantidad de espacios atractivos.

Sentir la sensación del verano de Fortaleza en la cara es una experiencia ¡hiper recomendable!