Los argentinos esperamos con ansias todos los años cobrar los sueldos de junio y diciembre porque en estos dos meses se paga el aguinaldo. Pero, ¿de dónde proviene este ingreso extra que se cobra dos veces al año?
En 1924, Jujuy fue la primera provincia donde se pagó el aguinaldo en territorio argentino. Por aquel entonces, la Cámara de Diputados provincial sancionó unánimemente la ley 619, que establecía el pago del aguinaldo para aquellos trabajadores del servicio y ordenanzas públicas.


Previamente, en 1910 hubo una situación excepcional: en medio de los festejos por los 100 años de la Revolución de Mayo, el gobierno porteño estableció un pago excepcional de este tipo. Sin embargo, no fue hasta 1946 que se obligó al pago del aguinaldo para todos los trabajadores argentinos, sin importar el sector donde trabajaran.

¿Aguinaldo en cuotas?
¿Aguinaldo en cuotas?

Cómo se calcula el aguinaldo

Según la ley 27.073 del Contrato de Trabajo, el aguinaldo es equivalente al 50% de la mayor remuneración del período devengado en cada semestre. Es decir, el aguinaldo de junio será el 50% del sueldo más alto entre enero y junio, mientras que el de diciembre será el 50% de las remuneraciones entre julio y diciembre. Las fechas tope establecidas para su pago son el 30 de junio y el 18 de diciembre, según la ley.

¿Cómo se compone el aguinaldo?


¿Qué se incluye a la hora de calcularlo? El sueldo básico, el presentismo, las horas extras y las vacaciones, por ejemplo. En cambio, no se considera todo concepto que sea no remunerativo.
Por ejemplo, supongamos un caso en que durante el primer semestre se cobraron sueldos por $ 50.000 durante los primeros tres meses, $ 52.000 en abril, $ 55.000 en mayo y $ 56.000 en junio. Y agreguemos que el sueldo de abril se incrementó por paritaria, en mayo se cobraron horas extras por $ 3.000 y en junio se percibió un bono no remunerativo por $ 4.000.

La intuición indicaría que el aguinaldo se calculará sobre la base el sueldo de junio, ya que es el más alto de la serie, pero no sería correcto. Como para su cálculo se excluye el pago de asignaciones no remunerativas, el sueldo a considerar es el de mayo, ya que si se consideran las horas extras. En consecuencia, el SAC (sueldo anual complementario) será el 50% del sueldo de mayo.

Si no se hubiera trabajado el período completo, lo que se debe calcular es el proporcional a cobrar. Si por ejemplo una persona ingresó al trabajo el 1 de marzo, cobrará el proporcional a 4 meses trabajados, es decir el 66% del 50% sueldo bruto más alto. Siguiendo nuestro ejemplo anterior, cobraría el 66% del 50% de $ 55.000 (el 50% de $ 55.000 serían $ 27.500, y de eso el 66% sería $ 18.150).
En cuanto al tema impositivo, tras la reforma de 2016 el Impuesto a las Ganancias correspondiente al pago del aguinaldo se prorratea durante todo el año para evitar que gran parte del SAC sea licuada.