¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews
Lo último

Memedetto: El meme le ganó al goleador

Darío Benedetto tuvo, en sus primeros 60 partidos en Boca, un arranque mejor que el de Martín Palermo en cuanto a goles. Sin embargo, tras la final perdida  ante River en Madrid donde se convirtió en meme por sacar la lengua en su festejo, tuvo un semestre muy flojo.

Todos sospechaban que el equipo que perdiera la final de la Copa Libertadores ante su clásico rival iba a vivir consecuencias negativas. Lo que no se esperaba era que la consecuencia sea una racha negativa para quien anotó en Madrid. En el primer semestre de este 2019, Benedetto marcó 5 goles nada más; 3 de los cuales fueron de penal.

Meme de Benedetto

La actitud del Pipa en aquel gol en Madrid fue reprochable. Al igual que cuando le dijo a un jugador de Racing que podría comprarle el pase y ponerlo a jugar en el patio de la casa. También tuvo un comportamiento poco profesional cuando le preguntó a su colega Sandoval, de Argentinos Juniors "¿Quién sos?". Además, el 22 de abril, para festejar las pascuas decidió romper una gallina de chocolate en vez de un huevo, en alusión River Plate.

Dos días después de haber festejado pascuas de esta manera, el Pipa convirtió su último gol de la temporada. El día 24 de abril anotó su último gol ante Tolima de penal por Copa Libertadores. Desde ahí comenzó su sequía goleadora que tuvo su máxima expresión en la final entre Boca y Tigre, donde erró situaciones de gol de todas las maneras posibles.

Las críticas en Boca son moneda corriente. Más aún si los títulos no se consiguen y venís de perder contra tu clásico rival la final más importante de la historia. Ahí es cuando salen ídolos de todas las épocas a dar su visión de lo que pasa. El Patrón Bermudez fue uno de ellos, y el 9  salió a responderle.

Es notorio. El jugador de Boca entró en baja desde lo sucedido en Madrid. Y en ningún momento atinó a bajar el perfil. Lejos de hacer autocrítica, de bajar decibeles o pedir perdón, el Pipa le sigue dando la nota y sólo por lo que hace fuera de la cancha.

Un jugador con unas condiciones notables. Pero sus actitudes dentro y fuera de la cancha - aunque siempre extra futbolísticas- parecen haberlo condenado en este semestre donde Boca debía recomponer su imagen luego de la final perdida en Madrid.