¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews
Ultimos

Macron y la fuga hacia el "populismo" para sortear la crisis política y económica

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció un ambicioso plan de "lucha" contra la pobreza.

Para ello, detalló que su gobierno destinará 8.500 millones de euros para los próximos cuatro años.

El dinero estará destinado para prevenir la vulnerabilidad social y favorecer la independencia individual, mediante el empleo.

Unos 8,8 millones de pobres son pobres; representan el 13,6 % de la población.

Tres millones son menores de edad.

Durante sus anuncios, Macron, sumido en una profunda crisis política, señalo que "no se trata de ayudar a los pobres a vivir mejor en la pobreza, sino de acompañarlos para salir de ella”.

El desafío que plantea Francia es el de cortar la permanencia en la pobreza de millones de franceses, quienes vienen de varias generaciones relegados a condiciones de vida precarias.

Un cálculo interesante que realizó el gobierno de Macron pone en perspectiva temporal el desafío de "erradicar" la pobreza en Francia: se necesitarían 180 años para que los descendientes de un chico, hoy pobre, puedan acceder a la clase media.

¿Macron se volvió "populista"?

El estancamiento económico de Europa no es una novedad.

Francia particularmente viene arrastrando problemas propios de una sociedad atravesada por el fenómeno de la inmigración y la pauperización social de las barriadas más pobres.

De hecho, fue el propio Emmanuel Macron quien en plena campaña electoral prometió soluciones a sectores productivos golpeados por el fenómeno de la radicación de empresas fuera de Europa Occidental.

De todos modos, el fenómeno en el que se centrará el plan anunciado por el presidente francés es de la vulnerabilidad social.

Ante este escenario, Macron anunció la creación de 30.000 vacantes en guardería en barrios postergados.

También contempla la distribución de desayunos en escuelas primarias de esas zonas o la oferta de comidas a un euro en el comedor escolar de los municipios más pobres.

El objetivo del gobierno francés es favorecer la igualdad de oportunidades en los sectores más vulnerables, mediante la disminución de la precariedad social.

Para reducir el abandono escolar, se instaurará la obligación de garantizar la escolarización de los denominados “ni-ni” (jóvenes que no estudian ni trabajan), formación o empleo hasta los 18 años, en lugar de los 16 actuales.

Macron, "el presidente de los ricos"

El mandatario francés arrastra un estigma de origen, desde que llegó al poder.

Macron es señalado como "presidente de los ricos", una imagen que se acentuó con el paso de su gestión y el agravamiento de la cuestión social.

Solo 3 de cada diez franceses defienden su gobierno.

Ante este escenario de crisis, la fuga de Emmanuel Macron claramente es "hacia adelante".

Uno de los desafíos centrales de su plan es lograr una normativa que para 2020 instaure una “renta universal de actividad”.

El beneficio fusionaría distintos subsidios y simplificaría el sistema para garantizar a todos un “umbral mínimo de dignidad”.

La renta implicaría que el beneficiario no podrá rechazar “más de dos ofertas razonables de empleo”.