Jair Bolsonaro asumió ayer como nuevo presidente de Brasil. El nuevo mandamás del país vecino es mirado bien de cerca por el pueblo argentino. Es que además de los polémicos dichos que son habituales en Bolsonaro, los cariocas son los principales socios económicos de Argentina.

Muy lejos de mostrar un deseo de unidad, los presidentes Bolsonaro y Mauricio Macri se han manejado con distancia. Antes de que asuma a su nuevo cargo, el actual presidente de Brasil fue invitado a participar de la cumbre del G20 que se dio en Argentina, pero este desestimó la invitación.

A su vez, a principios de diciembre Macri dijo que iba a ir a la asunción de su par brasilero, pero el día 14 del mismo mes avisaron que estará por vacaciones y se contactaron para encontrarse a mitad de enero.

En su discurso inaugural, Bolsonaro dijo que Argentina y Brasil caminarán juntas en direcciones diferentes a los gobiernos anteriores. Mientras que, a su vez, hay acuerdo para que se junten el 16 de enero -entre otras cosas- para dialogar acerca del Mercosur. Macri ha trabajado en estos años para lograr un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, pero entre el cambio de parlamento de la UE y que Bolsonaro quiere revisar todo el acuerdo, parece empezar a complicarse el panorama.

En este contexto analizamos la figura de Jair Bolsonaron relacionada en Internet con la del presidente Mauricio Macri. Y el resultado es que en el último mes Bolsonaro fue nombrado 2902 veces en torno a la figura de Macri. De estas menciones, 469 fueron positivas (47 por ciento) y 521 negativas (53 por ciento).

Como podemos observar, las fechas en las que fueron noticia ambos presidentes fueron los días en donde más se pusieron en marcha los motores de búsqueda entre ambos. El primero de enero, el día de la asunción de Bolsonaro, estallaron las menciones. Y es que las declaraciones del presidente de Brasil dieron definiciones económicas. Como el desaliento por el Mercosur, o el interés en estar bajo el ala de Estados Unidos e Israel.

Por estos motivos es que Macri viajará junto con una gran delegación hacia Brasil a mitad de enero, donde tendrá su primer reunión con el par brasilero y delinearán el futuro de las economías de ambos países, donde Argentina se encuentra en desventaja por ser Brasil su principal socio económico.