¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews
Ultimos

Macri: Sin ojos ni inteligencia

El primer fin de semana de septiembre de 2018 será recordado en la historia Argentina. En medio del recorte de más de diez ministerios, el presidente corrió de la escena a los vicejefes de gabinete Gustavo Lopetegui y Mario Quintana. Cambiemos dividido.

Las internas dentro de Cambiemos están al rojo vivo. "El mejor equipo de los últimos 50 años" sufre constantes modificaciones. El presidente no encuentra el funcionamiento y colocó diferentes nombres de acuerdo a cada momento. A fines de 2016 nombró a Lopetegui, Quintana y al jefe de gabinete Marcos Peña como sus "ojos y su inteligencia".

En ese contexto corrió a Alfonso Prat Gay de su cargo de Ministro de Economía. Es que el economista tenía malas relaciones con Marcos Peña, con quien no podían mantener reuniones en privado. En este contexto, otro de los que había caído en la volteada fue Carlos Melconian, ex presidente del Banco Nación.

Después de un agosto de furioso para la economía con una escalada galopante del dólar se revivieron las internas. Mientras Marcos Peña dijo que hubo una "transformación de la economía" y trató de disminuir el impacto, la gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal está en la otra vereda y habló de lo difícil que está la situación para la gente.

En la cumbre de este fin de semana, donde el presidente decidió hacer recortes en los ministerios y modificar su equipo, Macri se quedó sin ojos ni inteligencia. Corrió a Quintana y Lopetegui del cargo. Llamó a Prat Gay para que sea Canciller y está latente la posible vuelta de Melconian pero al cargo de Super Ministro de Economía. Para que acepte, uno de sus requisitos era la salida de los vice jefes de gabinete, el otro es tener acceso directo al despacho presidencial salteando la figura de Peña.

Lejos del trabajo en equipo que pregonaba Cambiemos en las elecciones, los nombres propios son la alternativa que busca la dirigencia. En este marco de idas y vueltas de parte del presidente respecto de los integrantes de su propio equipo de gobierno, Argentina atraviesa una crisis económica que parece no estar ni cerca del final.