Según varios expertos, el vínculo que tengas con el dinero afectará tu futuro económico. Muchas veces cuando hablamos de finanzas la gente lo relaciona con los números fríos de la economía, pero vale aclarar que la economía es una ciencia social y nosotros como seres sociales somos emocionales. No podemos desprendernos de las emociones y eso terminará incidiendo en nuestra relación con el dinero.

Robert Kiyosaki, el reconocido autor de “Padre Rico, Padre Pobre”, simplifica nuestro vínculo con el dinero en dos miradas posibles: escasez y abundancia. Dependiendo el camino elegido, será la relación con el dinero. En línea con este pensamiento, el divulgador canadiense T. Harv Eker sostiene que todo se reduce al patrón financiero propio. Básicamente, para el autor la manera de pensar y actuar respecto al dinero llevó a cada uno al lugar donde está ahora.

En la misma línea, Suze Orman, otra reconocida divulgadora estadounidense de temas financieros, asegura que mucha gente cree que sus problemas terminarían si tuvieran más dinero, pero en realidad el dinero es una circunstancia de cómo plantean su vida.

Para dimensionar el vínculo con el dinero los psicólogos detallan una serie de comportamientos problemáticos, como gasto excesivo, gastos insuficientes, control excesivo a familiares, infidelidad financiera (mentirle a la pareja sobre los gastos), acumulación desmedida, negación financiera y culpabilidad o vergüenza frente a la pobreza o la riqueza. Es un abanico amplio que no tiene que ver tanto con la situación en sí, sino con la actitud que tenemos frente a el dinero.

Las emociones y el dinero
Foto por Josh Appel / Unsplash

El vínculo con el dinero se da por una combinación de aspectos que empezaste a vivir desde chico. ¿Qué escuchabas en tu casa acerca de el dinero? ¿Cómo eran los adultos de tu hogar respecto a el dinero? ¿Qué experiencias tuviste vos de niño con el dinero? Estas respuestas van delineando ese vínculo y de alguna manera te programan inconscientemente el pensamiento y el comportamiento financiero. La buena noticia es que podés romper este esquema -si fuera negativo- si te lo proponés.

Tipos de vínculo con el dinero

El psicólogo Adrian Furnham, profesor de psicología en la Universidad de Londres, vincula los comportamientos frente a el dinero con lo que sienten las personas en relación con ella: ansiedad, ira, impotencia, alegría, envidia, culpa, entre otras. Para este autor los arquetipos del tipo de vínculo emocional con el dinero son:

  • Los gastadores: aquellos que gastan de manera descontrolada -sobre todo si están mal de ánimo- y luego experimentan culpa.
  • Los avaros: son a los que les cuesta disfrutar ya que aún teniendo dinero tienen miedo de quedarse sin nada.
  • Los magnates: creen que el dinero los hará felices y la ven como un camino hacia el poder.
  • Los cazadores de ofertas: disfrutan de obtener descuentos y se ponen mal si tienen que pagar el valor de las cosas.
  • Los jugadores: se vinculan con el dinero como un juego, toman riesgos para obtener la victoria que les da sensación de poder.

Cada uno de estos arquetipos se pueden modificar para lograr una relación más sana con el dinero y reconocerlos es el primer paso para activar mecanismos que te corran del lugar donde no querés estar. Un vínculo sano con el dinero empieza con la planificación de los gastos y se fortalece con la incorporación del hábito del ahorro.