Que el espíritu navideño no nos transforme en excusas y faltas.
Más vale nos encuentre brindando y agradeciendo porque estamos, podemos y amamos.