¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews
Lo último

Larreta expropiador

El Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta quiere expropiar la pileta de natación del colegio primario Álvarez Thomas. Esto se debe a las políticas de ajuste impulsadas por Ciudad, debido a que le resulta más económico expropiar una pileta que construirla.

El colegio primario Coronel Mayor Ignacio Álvarez Thomas es una excepción a las instituciones públicas de la ciudad de Buenos Aires. Con una cooperadora que funciona desde hace décadas de manera activa y eficiente, construyeron y mantuvieron en óptimas condiciones un natatorio de excelencia que funciona desde el año 1973, cuando los padres que integraban La Cooperadora hipotecaron sus casas para pagar la pileta de natación.

Algunos de los niños que aprendieron a flotar en la pileta del "Alva" son los padres que hoy integran la cooperadora. Ellos se ocupan del mantenimiento de la pileta, sostienen el comedor que funciona dentro de la institución y son quienes hoy están en lucha para que no les quiten lo que le pertenece a la institución.

El ajuste a nivel nacional que está aplicando Cambiemos perjudica a los chicos del colegio Álvarez Thomas. Según el presidente de la cooperadora, Guillermo Kechichian , Ciudad dejó de rentar piletas de sociedades deportivas como Argentinos Juniors, y decidieron expropiar el natatorio del Alva para mostrar -en los papeles- que crearon uno nuevo.

El colegio Álvarez Thomas tiene un sentido de pertenencia un tanto particular. Es una institución donde acudieron abuelos, padres e hijos de una misma familia y no van a entregar la pileta sin antes dar batalla. Así es como organizaron un abrazo al colegio el día viernes 10 de mayo, en donde recorrieron el colegio padres, docentes y alumnos al canto de "Pelado, Larreta, devuelvan la pileta".

Esta no es la primera vez que Ciudad interviene en el colegio. Hace dos años redujo las horas de pileta que podrían tener los niños de primaria, y obligó a que los nenes que cursan sala de 4 y sala de 5 del jardín de infantes se quedaran sin natación. Luego de un año de lucha, consiguieron un recurso de amparo que les permitió volver a las clases normales este año, pero sólo por el primer semestre. Para la segunda mitad de año, volverán a estar prohibidas las actividades de las cuales cooperadora se hace cargo económicamente.

En un momento social en el que las instituciones públicas en general, y educativas en particular, están en decadencia, el ejemplo de lucha de la comunidad del colegio primario Álvarez Thomas es conmovedor para que no les quiten lo que les pertenecen, y que la pileta de natación siga siendo del Alva.

Si querés salvar la pileta del Alva de la expropiación municipal:

Colaborá con tu firma en Change.Org