¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews

Posverdad en tiempo real. El fin de todas las libertades

Los medios masivos tradicionales y online, salvo excepciones, están ocultando las manifestaciones a favor de las libertades individuales alrededor del mundo. Relatando la posverdad en tiempo real y matando sistemáticamente la objetividad y el derecho a pensar distinto.

La posverdad en tiempo real
Foto de portada por Spenser Young / Unsplash

El fin de la libertades individuales

La objetividad está muerta, la libertad de expresión contra las cuerdas, disfrazada de fake news y las libertades inidividuales amenzadas más que nunca desde la post guerra en la segunda mitad del Siglo Veinte.

En mi post "Cosas que la analítica digital me enseñó" hago tanto una introducción a la necesidad de separar la paja del trigo encuanto a información, como al  concepto de endogamia informativa. Básicamente, la amplificación que los algoritmos de las plataformas digitales realizan de un comportamiento humano básico. La tendencia a reunirnos o acercarnos a personas que piensen de una forma aceptablemente parecida a nuestros preconceptos y visión de la realidad. Potenciado por lo último de la ingeniera social digital.

¿Antivacunas o Pro libertad?

Un ejemplo de todo lo que estoy expresando en estas líneas, es la deformación del objeto de un hecho y su manipulación para otro fin como verdad impuesta, la posverdad o postverdad. En este caso, expresado de forma ácida por el periodista Gustavo Noriega, acerca de las marchas contra el Green Pass y la vacunación obligatoria. Estas marchas están ocurriendo todos los días en Europa y parte de América; marchas que no vas a ver en ningún medio o canal de TV con excepción de Canal 26, con el que mayormente no concuerdo, pero no por eso voy a quitarles el mérito de ser objetivos en cuanto a este tema.

Marchas alrededor del mundo en contra del Green Pass y la vacunación Obligatoria

Mientras que la TV y diarios muestran como avanzan las olas y porcentajes de inoculación en el mundo. No muestran la otra realidad. La cual hay que buscarla  solo siguiendo a medios y personas espécificas, que momentáneamente escapan a nuestros "ángeles protectores", los Fact Chekers, que cuidan de nuestra salud mental e informativa y la libre elección de lo que podemos o no leer. Sin que nunca nadie se los pidiera, mientras que los dueños de las redes sociales hacen abuso de poder, censurando a quienes no se alinean con su bajada editorial. Incluso aunque sea el presidente de la primer potencia del mundo.  

A continuación, algunos ejemplos de cosas que probablemente no viste salvo que lo hayas enganchado de casualidad en Canal 26.

Podría seguir subiendo muestras de las marchas que no solo se organizaron globalmente este fin de semana, sino que vienen ocurriendo hace más de un año pero ninguno de los medios decidió mostrar.

La paradoja del bien común a costa del control total

En este enfoque no me importa mucho de que lado estás. Si a favor o en contra de las vacunas; del barbijo; o de bañar un budín en alcohol para manos hasta que chorree, cosa que vi con mis propios ojos en una cafetería hace unos meses.

Realmente no me importa, porque cualquier cosa que decidas, es, valga la redundancia, TU decisión. Pero sí realmente me importa que solo se muestre y acate un lado de la decisión y que además, cedas derechos indelegables solo porque estás viendo ese relato único que se repite como guión, letra por letra, en cualquier canal de TV y en cualquier idioma en cualquier parte del mundo ¿Qué relato?

  • El que segrega al que piensa disitinto
  • Los que quieren marcar como en Austria, y encerrar en campos, como en Australia, a los que deciden que no quieren inocularse con algo experimental.
  • Los que tildan de antivacunas los que no quieren ser experimentos, aunque tengan hasta la última vacuna exsitente antes de este caos.
  • A los chequeadores de noticias que nadie chequea.
  • El de los periodistas que se olvidaron de sus tres funciones básicas: dudar, cuestionar e investigar, y solo toman lo que bajan de los gobiernos y la OMS. Que desde mi punto vista tuvo un papel lamentable desde el principio.

El bien común está siendo tomado como rehén para reducir cada vez más el derecho universal e indeclinable de cada persona sobre su propio cuerpo. Eso sí, siempre y caundo no sea parte de otra agenda donde el derecho del cuerpo si es indeclinable y a costa de cualquier cosa.

Esto pasó en Uruguay:

¿Lo viste en algún canal o periódico?

Realmente no me importa lo que pienses, porque respeto tu pensamiento aunque no coindida, y jamás obligaría a nadie de hacer algo que no quiere, porque de eso se trata la libertad. Pero como dice este tuit:

Nos quedamos en casa
Cerramos nuestros negocios
Cerramos nuestras escuelas
No visitamos a nuestros seres queridos
Usamos mascaras
Nos dimos un pinchazo
Nos volvimos a dar un pinchazo
Nos amenazaron con segregarnos si no nos pinchábamos, y nos dijeron que hiciéramos todo esto para ser libres.
Pero cuanto más hacemos, menos libres somos.
- James Melville @JamesMelvile, Noviembre 21, 2021

No importa lo que hagas, no van por el bien común o la salud pública. Van por tu libertad. ¡Apagá la TV y Pensá! Investigá, buscá otra fuentes, mantenete independiente. Podés vacunarte o no, es tu decisión. Pero de ninguna manera podés perder tu derecho o acusar y discriminar a otros por las decisiones que toma. El mundo está reaccionado y nadie te lo muestra ¿No es al menos sospechoso?

Si te gustó esta nota, 👇
Invitame un café en cafecito.app

c