¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews
Ultimos

La Pampaneta pone primera

San Lorenzo venció 3-1 a Nacional de Uruguay por  la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana

El equipo dirigido por Claudio "El Pampa" Biaggio cambió la cara respecto a los partidos que había jugado en lo que va del semestre. Ayer se vio una de las mejores versiones del Ciclón en la era Biaggio. Fue dominador del encuentro, ganó las pelotas divididas y el arquero, Nicolás Navarro, casi  no tuvo tarea.

La renovación llegó a San Lorenzo. Con la ida de Paulo Diaz y Piris Da Motta el plantel perdía dos de sus jugadores más importantes. Pero la incorporación de Gerónimo Poblete y la titularidad de Víctor Salazar mostraron una versión mejorada del conjunto azulgrana, que parece haber encontrado el equipo.

La dupla central cada vez más firme

Coloccini y Senesi dan seguridad al equipo. La experiencia de Colocha da solvencia, y la desfachatez de Senesi para salir jugando y avanzar con pelota dominada hacen una dupla central de las no abundan en el fútbol argentino. Uno juega el otro mete.

Los laterales

Salazar por la derecha le dio San Lorenzo la posibilidad de contar con un 4 que avance y pase al ataque con decisión y dinámica. A diferencia de los que ocuparon el puesto en ocasiones anteriores, que era más estáticos y desde la partida de Buffarini no había un lateral derecho de ida y vuelta.

Elías Pereyra jugó su segundo partido en primera división. Había debutado la semana pasada por el torneo local con una asistencia a Nicolás Blandi, y esta vez hizo lo mismo para asistir a Reniero en el primer gol. Lateral con clase, salió campeón en L'Alculdia  con el sub 20 dirigido por Pablo Aimar.

Volantes centrales

Con la salida del Pichi Mercier y del paraguayo Da Motta parecía que el medio quedaba despoblado en San Lorenzo. Pero la llegada de Ariel Rojas y Poblete le dieron dinámica en el juego y presencia en la marca al juego azulgrana. Ayer jugaron su primer partido juntos y demostraron estar a la altura de las circunstancias.

Los cuatro de arriba

Pablo Mouche y Ruben Botta por afuera, Reniero y Blandi por adentro. Con este poker intenta atacar San Lorenzo. Con calidad por derecha con Botta y potencia por izquierda con Mouche, el Ciclón abre el ataque de punta a punta.

Reniero y Blandi como delanteros. Fuertes de arriba y goleadores, se complementan para darle aire a su equipo cuando salen los pelotazos largos desde los defensores. El capitán, Blandi, tiene una capacidad táctica que sobre sale a la media. Se ubica donde tiene que estar tanto para marcar como para atacar, lo que potencia al juvenil Reniero.

El juego

Con laterales que pasan al ataque, defensores que intentan salir jugando y mediocampistas centrales que marcan el ritmo y la presencia en el equipo, San Lorenzo es un equipo con capacidad goleadora.

Su falencia se encuentra en la defensa, donde el Ciclón ha recibido goles en todos los partidos del semestre excepto por el disputado por Copa Argentina ante Racing de Córdoba.  No es el fuerte de Mouche y Botta la recuperación del balón, por este motivo se encuentra "partido" al equipo en varios pasajes del partido.

San Lorenzo es un equipo largo, que sale de contra ataque y encuentra los espacios por la habilidad e inteligencia de sus jugadores. Como dijo Biaggio, son un equipo que está en formación. Poblete, Rojas, Mouche y Pereyra no superan los 5 partidos en la primera del club, mientras que Salazar no alcanza los 15 encuentros.

El sentido de pertenencia es una de las cosas más importantes que tienen los clubes argentinos. Desde la dirigencia azulgrana hay una búsqueda de realzar la identidad del club. El entrenador salió campeón como jugador y dirigió las inferiores durante más de 5 años. ¿Cuando aparecerá el verdadero funcionamiento del equipo? Es difícil asegurarlo. Pero, basándonos en la identidad del club, hay que recordar a quienes obtuvieron cosas importantes en el pasado para construir el futuro. Y, como dijo el entrenador campeón de América con esta camiseta, Edgardo Bauza, los equipos aparecen después de los dos meses de trabajo.