¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews
Ultimos

La historia de un Senado conservador en contra del aborto

El jueves 9 de agosto el senado votó en contra de la ley por el aborto Legal Seguro y Gratuito en Argentina. 38 en contra, 31 a favor, 2 abstenciones y una ausencia fueron el resultado de una larga jornada de debate.

Ya vimos cómo fueron las votaciones del Senado de acuerdo a cada partido político. En esta nota ofrecemos un análisis de los votos del senado divididos por región y contrastados con la cantidad de abortos que se han realizado en cada zona. De esta manera, pondremos blanco sobre negro la (no) representatividad que demostraron los senadores de cada región para defender a sus mujeres.

Para comenzar compartimos fragmentos de un texto escrito por Patricio Méndez Montenegro, abogado egresado de la UBA y asesor de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

"Me gustaría ofrecer una visión estructural o institucional del rechazo, haciendo énfasis en los orígenes y las funciones del senado.
El senado nació con dos objetivos claros: darle más poder a las provincias más pequeñas y, por otro lado, con la función de moderar los impulsos y las energías de la cámara de diputados que es la cámara popular y representativa.

El Senado se creó como una cámara donde los intereses provinciales (o acaso los intereses de las élites del interior) iban a estar representados.  Eso se manifestó en requisitos más rigurosos para ser Senador, entre los que se encuentran un requisito de ingresos y un requisito etario mayor.

Sin embargo, el rasgo que más refleja esta intención antidemocrática es la representación igualitaria de todas las provincias, más allá del peso demográfico de cada una. Para hacerlo más claro aún: en Argentina una minoría del 13,5% de la población (de acuerdo al censo 2010) puede obstaculizar leyes que gozan del apoyo mayoritario de la ciudadanía a través del Senado".

Hecha esta aclaración histórica del Senado, compartimos los votos de cada provincia por el Aborto Legal Seguro y Gratuito.

Fuente Clarín


Si agrupamos las provincias en regiones, nos encontramos con el siguiente esquema:

Votos de senadores por región


Datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) marcan que -en el año 2014- 114500 nacimientos fueron producto de madres adolescentes, de las cuales el 69 por ciento no deseaba tenerlo. Es decir, hubo 79 mil madres adolescentes que no deseaban tener un hijo.

Si bien las cifras totales de aborto en Argentina no son claras porque la práctica del mismo es clandestino, se estima que en el país se practican alrededor de 450000 abortos por año. Es decir que, a pesar de la ilegalidad del hecho, el aborto es una práctica recurrente en el país.

Según un informe elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación, los indicadores de maternidad adolescente son del 15 por ciento de la población. Porcentaje que llega a un 20 por ciento en algunas provincias del norte argentino. Las regiones del Noroeste y del Noreste ostentan los porcentajes más altos en este tipo de embarazos.

Porcentaje de embarazos en el país por región


Ambas regiones del norte representan la mayor cantidad de votos anti aborto en el senado. 23 de los 38 votos en contra de la ley fueron de esta zona del país, con oposición unánime de parte de los senadores de Salta, Jujuy, La Rioja y Santiago del Estero. Ninguno de ellos votó a favor de la ley.

A su vez, la UNFPA comprobó que más del 50 por ciento de las mujeres del Norte argentino  que quedaron embarazadas sin desearlo no alcanzan un nivel mínimo de alfabetización. Las más pobres son las que más sufren embarazos no deseados. Al mismo tiempo, las muertes por aborto clandestino afectan a las mujeres de clase baja. Menos del 3 por ciento de las muertes por aborto ha sucedido en mujeres de clase alta.

Como dijo Favaloro, las que sufren la clandestinidad son las más pobres. Las mujeres de clase alta pueden pagar un aborto clandestino que se realice en las mejores condiciones posibles y con ellas, reducen la posibilidad de muerte por mala praxis.


De esta manera, los senadores han votado en contra de una ley que no les afecta a ellos ni a los de su estándar social. Porque las élites siempre tienen acceso a un aborto en condiciones dignas, incluso desde la clandestinidad. La votación de la ley era para darle un marco de regularidad a la práctica. Y para evitar que se mueran mujeres -en su mayoría de clase baja-.

El aborto en Argentina se practica. Es una constante en nuestra sociedad. Su legalidad no significa que vayan a suceder más o menos, significa que tendrá una regulación por el Estado.

Los senadores estuvieron en contra de la ley. Le hicieron honor a la historia del Senado, creado para que las élites tengan representatividad. Y así fue como, en 2018, el aborto debió esperar un año más para convertirse en Seguro Legal y Gratuito.