¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews

Invertir en "modo Argentina": el valor de ser joven y no un adulto “golpeado” por las finanzas

¿Tienen posibilidades las personas jóvenes y de mediana edad de invertir en un país tan complejo como Argentina? De poder hacerlo ¿Cuentan con la educación y herramientas necesarias?

Invertir en "modo Argentina": el valor de ser joven y no un adulto “golpeado” por las finanzas

Ser un buen inversor de los propios recursos no es una tarea sencilla en la Argentina. Los vaivenes económicos y financieros azotan al país desde hace décadas. Poder poner a resguardo el dinero ahorrado con una meta a futuro, ya sabemos, por momentos es una verdadera odisea.

Más allá de estos avatares, existen varias estrategias de inversión que pueden resultar interesantes. Estas opciones lucen más que interesantes en especial al segmento de los más jóvenes dentro del mercado de finanzas.

No se trata de ser un gran conocedor de las opciones de inversión. Generacionalmente, aquellos que recientemente se van incorporando al mundo financiero lo hacen sin prejuicios y sin haber sido “golpeados” económicamente, como les sucedió a sus padres y abuelos, a lo largo de una extensa historia de quiebres económicos y financieros que sufrió la Argentina.

Jóvenes, ¡a invertir!

Las nuevas generaciones de usuarios de cuentas y plataformas financieras, afortunadamente, saben que el mundo es mucho más complejo que lo que perciben sus familias, y aceptan en reto de hurgar en nuevos modos de invertir su dinero.

Claro, la inversión como tal no necesariamente implica atesorar el dinero por largo tiempo. Invertir inteligentemente implica poner a resguardo y generar recursos extra con los ahorros que vamos acumulando para, por ejemplo, emprender un viaje soñado.

En ese sentido, la gente de Ualá nos deja algunas recomendaciones más que interesantes para captar el sentido de lo que denominan “criterios SMART” para invertir.

En primero lugar, es clave entender cuál es nuestro objetivo específico por el cual queremos invertir. Como decíamos, un viaje o algún nuevo dispositivo electrónico pueden ser más que dignos objetivos que merezcan la pena poner en marcha nuestra estrategia de ahorro e inversión.

Desde Ualá recomiendan enumerar estos objetivos y hacerles preguntas. “Por qué, cuál, cuándo, dónde” y demás interrogantes deben quedarnos muy en claro.

También es importante que podamos medir nuestro progreso de inversión, es decir, cuánto estamos ahorrando y cuánto nos falta. Esta planificación siempre debe ser alcanzable, de acuerdo con nuestro presupuesto, mientras nunca debemos dejar de preguntarnos si la inversión es realmente relevante para nuestra vida.

Finalmente, deben tener siempre en claro que nuestro objetivo de inversión debe tener un tiempo determinado; debe ser razonable y nunca deben confundirse con las metas de largo plazo. Nuestro objetivo de inversión debe tener la claridad de una gran idea, con fecha de vencimiento, para luego dar lugar a nuevos desafíos.

c