nuevo

Independiente tenía todo bajo control, pero se le fue de las manos

Los dirigidos por Holan recibieron a Gimnasia en el Libertadores de América. Todo estaba bajo control hasta la expulsión de Figal al 20' del primer tiempo.

Independiente debía ganar si quería estar entre los puestos de clasficación directa a la Copa Libertadores 2019. Ante un Gimnasia de La Plata con más dudas que certezas, parecía una tarea fácil.

El rojo impuso su juego de local: posesión, movilidad y paciencia para llegar al arco contrario. Todo marchaba a la perfeccción. De hecho Independiente ganaba 1-0 con gol de Martín Benítez hasta que tras una pérdida en el medio campo y pase en profundidad de Gimnasia, obligó a Jorge Figal a cometer penal y dejar al equipo con 10. Anotó Brahian Alemán y 1-1 en 23'.

Lo que respecta al resto del partido, fue un intercambio de errores y fouls en la mitad del campo. Independiente buscando recuperar la pelota y Gimnasia intentando aprovechar el hombre de más.

Ariel Holan tuvo que mover el banco de suplentes para buscar soluciones. Tras el partido ante Corinthians en Sao Paulo, muchos jugadores quedaron agotados. Tal es el caso de Bustos, Meza e incluso Domingo. Esto se noto y mucho en el funcionamiento del equipo. Sin embargo con una buena galopada de Fabricio Bustos, Independiente pudo ponerse nuevamente arriba en el marcador. Lo hizo Gigliotti al 80'.

Debido al desarro del partido, era un premio que se había convertido en algo difícil de conseguir. Todo parecía alegría. A pesar de esto Gimnasia fue a empujar con más corazón que fútbol y tras un pase largo a la espalda de Bustos y Alan Franco, apareció un centro que Bonifacio concretó. 2-2 en la agonía del partido.

Independiente tendrá que esperar para resolver su futuro cercano: clasificar o no a la Copa Libertadores 2019 de forma directa. De momentos está en zona de repechaje. Resta solo un partido y es ante Unión de Santa Fe de visitante.

super-liga
Tabla de estadística: Super Liga

www.luiscotte.com