¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews
Ultimos

Europa y sus colonias futbolísticas

Esta nota es parte de un conjunto de notas. Es posible leerla individualmente, pero aconsejamos empezar por su apartado principal: El plan de las potencias económicas para ganar los próximos mundiales de la FIFA




Europa ha sido el centro del mundo occidental tanto a nivel histórico como futbolístico. Hoy en día su propia historia le hace un guiño a los países del viejo continente para mantenerse como potencia inalcanzable para los demás continentes a nivel formación de jugadores.
francia-croacia
En el sur de Europa son casi vecinos del norte de África. Los europeos colonizaron el continente africano, asesinaron una incontable cantidad de habitantes otra gran parte fueron convertidos en esclavos. Se llevaron sus riquezas y los condenaron a la pobreza extrema. No hay nada novedoso en esto. Los mismos africanos, con el tiempo, comenzaron a migrar hacia Europa en busca de un futuro mejor. Algunos con la esperanza de sobrevivir, otros, con el deseo de poder alimentar a sus hijos.
19291867_303
Estas olas inmigratorias poblaron europa y es de lo más común encontrar sujetos de tez oscura caminando en el viejo continente. Algunos son inmigrantes y, otros, son europeos negros hijos de inmigrantes. Esos niños crecieron y se conviriteron en empleados, otros son graduados de universidades, algunos se convirtieron en empresarios y otros son futbolistas.
“Cuando los africanos apliquen técnica y disciplina a su fútbol van a ser imparables”, se escuchaba hace unos años en análisis de “especialistas” argentinos. Su altura y sus capacidades atléticas así lo daban a entender. Lo que nadie tuvo en cuenta fue que los europeos tenían africanos dentro de sus propios países a quienes podían desarrollar como futbolistas. Esos chicos se convirtieron jugadores que hoy triunfan en la élite del fútbol mundial.

874192370_20171114213231-k8L-U432897187674VjB-980x554@MundoDeportivo-Web
En Rusia 2018 hubo dos selecciones que fueron furor por su juego: Francia (campeona del mundo) y Bélgica (tercera). Ambas selecciones cuentan en sus filas con un buen puñado de jugadores de origen africano. Paul Pogba, Romelú Lukaku, Fellaini, Kanté, Matuidí y Witsel son algunos de los jugadores de familias africanas que se desempeñan en selecciones europeas.
Mientras ningún equipo africano llegó a los octavos de final y tampoco tuvieron ningún jugador revelación durante el mundial, otra gran cantidad de profesionales que podrían haber vestido camisetas de países africanos representan a las selecciones del viejo continente.
Una vez más,Europa se ha llevado las riquezas de África y las está utilizando a su favor para mantenerse como centro del mundo y desplegar así su poderío futbolístico, teniendo en cuenta sus capacidades económicas que obligaron a miles de familias a probar suerte en el viejo continente.