¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews
Ultimos

Soccer: Es un buen momento para el "Show Time"

Esta nota es parte de un conjunto de notas. Es posible leerla individualmente, pero aconsejamos empezar por su apartado principal: El plan de las potencias económicas para ganar los próximos mundiales de la FIFA


El fútbol no estuvo ni cerca de ser de interés para el pueblo estadounidense hasta el desarrollo exponencial que ha sufrido en la última década. Sus comienzos datan de 1968, donde en la década del 70 tuvo una gran repercusión debido a las contrataciones estelares de Johan Cruyff, Pelé y Beckenbauer entre otros. A pesar de las grandes inversiones en figuras de primer nivel la sociedad no demostró interés y el “soccer” generó pérdidas de hasta 80 millones de dólares para el año 1984.

Los soñadores americanos no saben lo que significa rendirse. Una década después de que el fútbol no haya podido instalarse en la sociedad fueron anfitriones de la Copa del Mundo de 1994.

563826943-andres-escobar-colombia-estados-unidos-mundial-1994-gol-en-contra

Los estadounidenses conforman una sociedad que necesita del show para realizar grandes logros. Muy lejos se encuentran de la cultura del trabajo chino, de la dedicación europea o de la autosuperación rusa. Necesitan de los golpes de efecto para apuntalar sus proyectos. Así lo entendió la Federación de Fútbol de los Estados Unidos (United States Soccer Federation - USSF) que creó la Mayor League Soccer a fines de 1993, previo a ser la anfitriona del mundial. En esta cita mundialista alcanzaron el récord de venta de tickets, esto fomentó el desarrollo del deporte en el país.

Uno de los principales motivos para que el fútbol no haya sido cultural es que Estados Unidos tiene una costumbre nacionalista que lo aísla del mundo. Los cuatro deportes más importantes del país (baseball, basket, hockey sobre hielo y fútbol americano) son nacionales. No hay grandes ligas a nivel mundial -con excepción del basket- en el resto del mundo. Además de que son los pioneros en llamar “soccer” al fútbol.

La organización no podía ser diferente a la sociedad y el desarrollo de la liga estadounidense también tiene sus particularidades. El primer encuentro de la MLS fue 3 años después de su creación, en 1996. Los equipos son franquicias, están divididos en conferencia este y oeste (como en todos sus deportes), no tienen descensos y los primeros seis de cada confederación disputan unos play offs para decidir quién será el campeón.

En 1999 el club Columbus fue el primero en construir un estadio específicamente para soccer, anteriormente se usaban estadios de fútbol americano. 18 años después, son 13 los equipos que cuentan con su estadio propio.

Al igual que en sus inicios, la liga estadounidense contrata figuras de primer nivel internacional. David Beckham, Kaka, Pirlo entre otros son los jugadores que pasaron por la MLS. David “El Guaje” Villa, campeón del mundo con España y de todo con el Barcelona de Guardiola milita en el New York City desde hace cuatro años. Cuando le consultaron sobre el progreso del fútbol estadounidense dijo: “El crecimiento de la liga es bestial. En todos los sentidos: mejores jugadores, mejores entrenadores, mejor organización, mejores equipos… El crecimiento que llevamos en cuatro años equivale a 10 años. La liga aún es joven, pero cosas como ganar en Concachampions a equipos mexicanos, que están en una liga mucho más antigua, es muy importante para la MLS”.

En 2016 la MLS rompió sus record de asistencia con un promedio de 21.692 espectadores por partido. Esto significó un mayor crecimiento que la NBA, la liga de Baseball y la liga de Hockey. Sus ingresos económicos por aportes televisivos aumentaron en casi un 400 por ciento desde su primer partido televisado. Hoy en día son la sexta liga más vista del mundo, por debajo de la Bundesliga de Alemania, la Premier League de Inglaterra, la Liga de España y las de México y China.

El desarrollo del soccer en EEUU no se debe solamente a la contratación de figuras y al haber organizado un mundial en el 94. Ese modelo ya fracasó en los años 70. Ahora, para que el negocio sea rentable, debían producir sus propios jugadores por un motivo doble. Ser competitivos a nivel internacional y, a partir de esa competitividad, generar mayor interés en el público estadounidense.

carlos-queiroz

En el año 1998 el portugués Carlos Queiroz elaboró un documento llamado “We can Fly. Project 2010”. Queiroz presentó un documento de más de 100 páginas ante USSF. "Mirando hacia 2010, estoy seguro que Estados Unidos no necesita un mago que con ciertos trucos cree la ilusión de éxito en el equipo nacional. Lo que necesitamos es un plan que de implementarse con diligencia y cooperación, hará realidad nuestros sueños", escribió el portugués. El proyecto fue aprobado contó con 50 millones de dólares de inversión de parte de empresas de primer nivel. Contó con la supervisión de una Comisión Guía y estuvo dividido en 11 etapas.

Crear buscadores de talento en todo el país, captar jóvenes desde los 7 años, diagramaron un plan para capacitar entrenadores y una educación constante para ellos, que iban a ser los formadores de las futuras estrellas. Hubo intercambio de jugadores y entrenadores con otras ligas para achicar la brecha, debido a que Estados Unidos no tiene una larga tradición futbolística.

El éxito no se hizo esperar en las juveniles. En el año 2000 obtuvieron el cuarto puesto en los Juegos Olímpicos de Sidney. Dos años más tarde, en 2002, se consagraron campeones de la Copa de Oro, torneo que repitieron en 2005 y 2007. Además, en el mundial 2002, Estados Unidos llegó a los cuartos de final tras vencer a México en los octavos. Toda una época de éxitos para lo que estaba acostumbrada la selección que juega al soccer.

El gran objetivo de levantar la copa del mundo en 2010 no fue posible, pero la asistencia del público a cada partido de la selección entra en el top 10 de asistencia de su historia y la televisación de los partidos ha aumentado exponencialmente. A tal punto que los bares de las principales ciudades se llenan cuando hay partidos de la Champions League. El público incorporó el fútbol en su vida. En el 2013 una encuesta revelaba que los niños de entre 12 y 17 años preferían ver fútbol por sobre el baseball.

En el año 2011 el combinado estadounidense perdió la final de la Copa de Oro ante México.
Con este resultado se repartieron 3 copas para cada selección en las últimas 6 ediciones. La oportunidad de achicar la brecha de trofeos fue desperdiciada por el entrenador Bob Bradley y la USSF decidió un cambio de rumbo. Había finalizado el año 2010 donde no pudieron cumlir su objetivo de ganar el mundial, y perdieron la Copa de oro. Debían buscar un técnico de la élite internacional.
jurgen-klinsmann-angry-daily-sun

Jürgen Klinsmann era el entrenador ideal. Campeón del mundo en el 90 con Alemania, entrenador de la selección en el mundial 2006, vivía en Estados Unidos y su familia residía ahí. Sabía a la perfección cómo funcionaban las categorías inferiores y era ideal para crear un proyecto que le diera una identidad al fútbol estadounidense. En el 2011 asumió, en 2013 ganó la Copa de Oro y un buen desempeño en el mundial de Brasil 2014 donde llegó a los octavos de final con una clara idea de juego.

Hay un dicho que dice “los franceses lo crean, los alemanes lo perfeccionan y los estadounidenses lo venden”. Esta vez no hubo franceses de por medio, pero la identidad del equipo respaldada por un entrenador de élite despertaron el interés en todo el pueblo estadounidense. En ese equipo del 2014 la propaganda y el marketing encontraron un espectáculo para vender y se volvieron virales.

0011210765

El presidente Barack Obama se mostró ante el público viendo los partidos de la fase de grupos y llamó al capitán, Clint Dempsey, para felicitarlo por el mundial que hicieron. Klinsmann -en una clara interpretación de la sociedad- escribió una carta para que los trabajadores estadounidenses la presenten ante sus jefes y los dejen ver el partido. El arquero Howard fue nombrado por el público como “Secretario de Defensa” por haber hecho un récord en los partidos de octavos ante Bélgica: atajó 16 tiros al arco. Por este motivo, el verdadero Secretario de Defensa, Chuck Hagel, llamó a Howard: “De Secretario de Defensa a Secretario de Defensa, lo felicito”.

Toda esta movida de publicidad y de visibilidad del soccer, acompañado de un entrenador de jerarquía que acompañaba la idiosincrasia estadounidense hacían creer que se venía algo grande. En las eliminatorias para el Mundial, USA perdió por 4-0 un partido ante Costa Rica y la USSF decidió despedir al entrenador alemán. El cambio de entrenador no sirvió de mucho porque no lograron la clasificación a Rusia 2018. Otra vez, Estados Unidos debe demostrar que no sabe lo que significa rendirse. En el 2026 serán anfitriones del mundial se en conjunto con México y Canadá. Una nueva oportunidad para demostrar el trabajo que se viene realizando desde hace tantos años.

Los objetivos son los mismos: crear buenas divisiones inferiores y construir una identidad de equipo para la selección. Para esto es necesario especializar a los formadores de jugadores y de equipos, que son los entrenadores. Este es el principal déficit de la USSF. Los cursos para ser coach duran 30 horas de clase y tienen 40 horas de práctica en el campo. La diferencia con España es notable. La preparación dura 750 horas antes de recibir la licencia, además de la cultura futbolera que abarca al país europeo. A pesar de que el esfuerzo de los estadounidenses es mucho menor al que deben hacer los españoles, es muchísimo mayor la cantidad de entrenadores que se gradúan en españa que en estados unidos.

A pesar de que el nivel de preparación de los entrenadores no es alentador, el último censo de la FIFA dice que Estados Unidos es el segundo país con mayor cantidad de jugadores federados en todo el mundo, con una cantidad de 24,4 millones de personas. La renovación de plantilla está en marcha. Algunos de sus juveniles están jugando ligas de primer nivel mundial. Christian Pulisic, de 18 años juega en el Borussia Dortmund. Y Gedion Zelalem se desempeña en el Rangers en la segunda división de Escocia, pero su ficha es perteneciente al Arsenal de Inglaterra.