Con el mes de junio cerrado y con el lanzamiento formal de la campaña electoral, el oficialismo puede respirar con algo de alivio.

La presentación de la fórmula Macri-Pichetto fue bien recibida por los usuarios de redes sociales en la Argentina.

Esto se puede observar en los niveles de imagen digital de ambos candidatos.

Tanto el presidente como el senador peronista mostraron mejoras tanto en menciones positivas (a la suba) como en las negativas (a la baja).

Los números de Scidata ya habían anticipado esta mejora en el perfil digital de Mauricio Macri, en mayo pasado.

Ese mes, el presidente pasó a tener el 27,18% de menciones favorables tras el 23,79% alcanzado en abril.

En junio, la mejora trepó al 31,55%, con menos del 20% de menciones negativas, tras haber tocado el techo de 28,22% hace dos meses.

Sin embargo, la mejora más notable en cuanto a imagen digital fue de Miguel Ángel Pichetto.

Su elección como compañero de fórmula de Macri provocó un salto brusco de las menciones positivas, del 18,6% en mayo al 30,85% en junio, aunque sin mayores cambios en las citas negativas (que se mantuvieron en torno al 19%).

El mejor clima de diálogo sobre sus figuras digitales en las redes (@mauriciomacri y @MiguelPichetto en Twitter) se debió a varios factores.

En el caso del presidente de la Nación, el salto estuvo especialmente apalancado en el tramo final del mes, tras el acuerdo alcanzado entre el Mercosur y la Unión Europea.

En Pichetto, la mejora del clima de diálogo tuvo que ver con su salto al oficialista Juntos por el Cambio, desde donde la militancia digital festejó su desembarco.

Por su parte, entre mayo y junio el binomio presidencial del kirchnerismo se mantuvo mucho más estable.

Tanto Alberto como Cristina Fernández apenas mejoraron sus valores de menciones positivas (AF de 25,62% a 27,75% y CFK de 29,7% a 30,08%).

Los Fernández, mejor en respaldos digitales

Más allá de la reputación digital de los candidatos, el escenario de disputa está en los respaldos en redes como Twitter, Facebook e Instagram.

Los datos aportados por Scidata nos permiten ver dos fenómenos concretos.

En primer lugar, la fórmula del Frente de Todos cerró junio con mejores rendimientos que el binomio oficialista, aunque por poco margen.

Analizando en diálogo sobre los precandidatos presidenciales y sus vice, Alberto y Cristina Fernández sumaron el 40,62% de menciones netas (saldo entre positivas y negativas) entre el 24 y el 30 de junio.

En tanto, Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto cosecharon el 38,17% de las menciones del mismo tipo.

Mucho más atrás, quedó la fórmula José Luis Espert-Luis Rosales, con el 9,74%, Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey 4,36%, Nicolás del Caño y Romina del Plá 3,9% y Gómez Centurión Cynthia Hotton 3,2%.

Sin embargo, analizando el largo recorrido de los precandidatos presidenciales, observamos un fenómeno que puede llegar a ser un dolor de cabeza aún mayor para el oficialista Juntos por el Cambio.

La serie mensual de enero a junio nos permite ver la disputa por el voto entre el oficialismo y las distintas variantes opositoras.

Con varios candidatos presidenciales que quedaron en el camino (Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Daniel Scioli, entre otros) el oficialismo fue perdiendo peso relativo en la disputa por las menciones a los postulantes.

Así, el propio Mauricio Macri comenzó el año con más del 44% del total de citas generales (positivas, neutrales y negativas) a poco más del 33% en junio.

Como contrapartida, y con matices, los distintos postulantes opositores fueron sumando menciones.

Por ejemplo, Cristina Fernández primero (enero a abril) y Alberto Fernández (mayo a junio) lograron mejores su participación del del 21,32% a casi el 30% de las citas totales.

El que tuvo el mayor salto favorable fue el economista José Luis Espert, que en enero cosechaba poco más del 10% de las menciones a precandidatos par a pasar a poco más del 19% en junio (nuevamente aclaramos que esta medición corresponde a citas globales, independientemente de si fueron con respaldos o rechazos).

Este fenómeno queda reforzado al analizar el interés de los usuarios argentinos por los precandidatos, al realizar búsquedas en la Web sobre sus figuras.

También analizando la evolución de los 6 primeros meses de 2019, los postulantes a la Casa Rosada lograron picos de interés protagonizados por Mauricio Macri, Alberto Fernández y el propio Espert.

Si bien la intensidad del diálogo en las redes sociales por uno u otro candidato no determina necesariamente la intención de voto de los usuarios es un indicador que puede orientar y predecir sus conductas electorales.

Lo que sí facilita es el nivel de conocimiento y de proximidad de un candidato con los electores, quienes, al momento de entrar al cuarto oscuro, lograrán un contacto visual mucho más directo con los postulantes que ya conocieron digitalmente.