Flexibilizar las ideas. Elongar los conceptos. Fortalecer la actitud. Y, además, se requiere mucho músculo y fuerza para llevar adelante su entrenamiento.