¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews

“El Nostradamus Argentino”: Benjamín Solari Parravicini, profecías que impactan a la humanidad.

Artista argentino, famoso por sus sorprendentes psicografías, actualmente dan mucho que hablar.

“El Nostradamus Argentino”: Benjamín Solari Parravicini, profecías que impactan a la humanidad.

A lo largo de su vida, Benjamín Solari Parravicini, también conocido como el "Nostradamus argentino", tuvo desde una edad muy temprana, una sólida comunicación con entidades de otros planos, fue un artista popular por sus dibujos proféticos.

Predijo diversos eventos históricos, entre los que se pueden mencionar la fertilización in vitro, el arribo de un perro al espacio, la acción de Fidel castro en Cuba, el homicidio de John F. Kennedy, la guerra de Malvinas y la dictadura militar tras la derrota, la Segunda Guerra Mundial, la renuncia del Papa Benedicto XVI, la asunción del Papa Francisco, los atentados a las Torres Gemelas de Nueva York y la Pandemia de COVID 19.

Benjamín nació un 8 de agosto de 1898 y fue parte de un linaje aristocrático. Su bisabuelo materno fue el esposo de Mariquita Sánchez de Thompson (dueña de la casa donde se cantó el himno por primera vez), su madre Dolores Parravicini Noreira, era prima del actor Florencio Parravicini, su padre Benjamín Tomás Solari, psiquiatra y diputado nacional.

Pasó su infancia y juventud en una mansión en Vicente López llamada La Casona, fue el mayor de ocho hermanos y lo llamaban Pelón, debido a su calvicie.

Una voz interior le hablaba (el ángel), ya raíz de esto, comenzó a escribir frases sin sentido. Desde niño fue diferente, solía dejar comida para un duende que habitaba detrás de su armario, y lo visitaba en las noches.

Su padre preocupado, le realizó diversas pruebas médicas para constatar que no estaba padeciendo alguna enfermedad mental y por esta razón quedó marcado para siempre como un ser distinto. Dibujaba de día y noche, llegando a elegir la pintura, el cual le trajo éxitos que se refleja en el saludo del entonces Presidente Marcelo T. de Alvear; e inclusive llegó a Bélgica donde el Rey Alberto I adquirió una de sus obras.

Utilizó el arte para representar esa voz que le hablaba, el cual nunca había dejado de visitarlo, es más, le ordenó que ejerciera la pintura y Parravicini le hizo caso, aprendiendo con el tiempo a ocultar sus encuentros paranormales; la sociedad no estaba preparada para recibir esa información, pero sólo era cuestión de tiempo.

En 1932, Benjamín se despertó de repente, algo lo había despertado. Se levantó de repente y comenzó a escribir frases sin sentido, dictadas por esa voz extraña que salía desde su interior; asustada, destruyó sus dibujos, y comenzó un rezar desconsolado. Días después aquel sucedo se repitió nuevamente, se acercó a la mesa y comenzó nuevamente a escribir; sintiendo que su mano no era su mano porque se movía sola, dibujando y escribiendo frases enigmáticas. Esta vez decidió guardar las hojas.

El famoso investigador de fenómenos ovnis y amigo del artista Fabio Zerpa, escribió en su libro Benjamín Solari Parravicini: el Nostradamus de América, que había sido raptado por una nave extraterrestre, mientras se hallaba sentado en un banco de la Avenida 9 de Julio en la Ciudad de Buenos Aires.

Una madrugada Parravicini afirmó que se había cruzado con dos hombres altos, rubios y de ojos celestes casi blancos, vestían atuendos extraños y le hablaban en un idioma incomprensible. Luego de 15 días volvieron a encontrarlos en la misma avenida, esta vez una enorme luz lo envolvió hasta transportarlo a una sala circular con paneles luminosos y un tubo central; le hablaron de forma telepática y le dieron un mensaje en tres grupos: “Debes predicar amor. Universo es armonía. Los estamos observando. Conducta agresiva. Tenemos muchos elegidos. Volveremos a encontrarnos ”, de repente el artista apareció en el mismo banco, pero tres horas más tarde.

La mayoría de sus predicciones se hicieron realidad años después, en 2001 el atentado a las Torres gemelas (escrito en 1939), noviembre a John F.Kennedy el 22 de 1968 (escrito en 1938), Revolución cubana comandado por Fidel Castro (escrito en 1937), Laika, la perra espacial soviética, primer ser vivo en orbitar el planeta (escrito en 1938) y la Pandemia de COVID 19 (escrito en 1935).

Parravicini también predijo la llegada de un "hombre gris" a nuestro país en el ámbito político, escrito en 1938, donde afirma que llegarán además de tres jefes; pero en el año 1971 asevera que la Argentina tendrá su revolución francesa, pero la clase media salvará a nuestro país.

Finalmente, el 13 de diciembre de 1974 en Buenos Aires fallece Parravicini, dejando un amplio y enigmático legado (dibujos, escritos) a sus familiares, amigos ya su entorno. Sus seres queridos cuidaron minuciosamente su herencia, y escribieron libros sobre él, e incluso publicaron sus pinturas y frases, para tratar de alertar al mundo sobre el futuro.

c