¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews

El mercado de las criptomonedas se enfría

A lo largo de los últimos meses hemos observado cómo el mercado de las criptomonedas rompía con su tendencia alcista para sumergirse de lleno en lo que algunos analistas han denominado como “invierno cripto”.

El mercado de las criptomonedas se enfría

Aunque en el momento de redactar este artículo la cotización de bitcoin supera los 30.000 dólares y se sitúa en valores que no se veían desde el mes de julio del 2021, la incertidumbre que sigue manteniendo la guerra entre Rusia y Ucrania marca una tendencia de los inversores a distanciarse de los activos de riesgo.

El declive de la principal criptomoneda está afectando también a las denominadas altcoins, como TerraUSD, Ether o Solana, que colapsaron el pasado mes de mayo en medio de un marcado sentimiento bajista en el mercado.

Cambio de postura de la Reserva Federal

Los traders permanecen atentos a las consecuencias que la reducción del balance de nueve millones de dólares, mediante un ajuste cuantitativo que está llevando a cabo la Reserva Federal de EEUU, pueda tener en el mercado de las criptomonedas y que en opinión de algunos analistas significará el final de un período de crecimiento sin precedentes, que se ha prolongado durante una década.

Y es que la decisión de la Reserva Federal para reducir el exceso de liquidez, ante una inflación galopante, ha provocado que las principales instituciones monetarias mundiales incrementen los tipos de interés, disminuyendo el atractivo de los activos de riesgo. Entre ellos, el de las criptomonedas.

Al igual que ocurre con los mercados financieros, en el trading con criptomonedas es importante valorar todas las situaciones que puedan producirse con el objetivo de posicionarse de la manera que el trader considere más adecuada, bien en largo o bien en corto, dependiendo de la conclusión que el trader obtenga tras el análisis de una situación, sabiendo obtener rentabilidad de la reacción de este mercado, ante cualquier tipo de noticia -positiva o negativa- o situación que provoque movimientos, en cualquiera de los sentidos.

A este respecto, para otros analistas, la repercusión del ajuste cuantitativo en el mercado cripto será mínima, e incluso esperan un próximo rebote de las criptomonedas.

El optimismo de este enfoque se basa en el aumento salarial que ya se ha producido en los trabajadores estadounidenses y que para estos analistas acabará repercutiendo positivamente en el mercado de las criptomonedas, disminuyendo la desigualdad en lo que a los ingresos se refiere, al salir EEUU de la recesión.

Un escenario recesivo que potencia los activos clásicos

Aunque habrá que esperar para ver si las criptomonedas son capaces de resistir los golpes además de las críticas de Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, quien ha mostrado abiertamente su rechazo a este tipo de activos, o Gary Gensler, presidente de la SEC, la CNMV de Estados Unidos. Lo cierto es que el oro, activo refugio por excelencia, vuelve a subir a la palestra por su conocida capacidad de salvaguardar la riqueza a largo plazo, suavizando el impacto de decisiones tomadas por los bancos centrales o gobiernos.

Bitcoin y su papel como protector del capital

Y a pesar de que son muchos los analistas que recomiendan incorporar la inversión en oro como protección ante la volatilidad o la inflación, en la otra cara de la moneda algunos analistas defienden el valor de Bitcoin como reserva de valor.

Y es que según documentan estos expertos, la capacidad de Bitcoin como protector de los ahorros está bien documentada ya que históricamente el período máximo que ha tardado en recuperar su valor, e incluso superar su máximo histórico, no ha superado los cuatro años.

Además en zonas de conflicto armado supone una opción segura para que las personas en esa situación puedan acceder a sus fondos sin tener que portar objetos valiosos o dinero en efectivo.

En estos momentos el panorama de las criptomonedas no es demasiado alentador. Después de experimentar un tremendo auge, favorecido por la pandemia causada por la Covid-19 y los comentarios a favor de famosos multimillonarios, llegando incluso a admitirse en El Salvador como moneda de curso legal, las criptomonedas viven horas bajas.

Aun y con todo, para los incondicionales de las criptomonedas, que se sitúan en el lado contrario a la posición vendedora de los especuladores cortoplacistas, el actual escenario de venta constituye una oportunidad de compra antes del inicio de una nueva fase alcista.