No hay nada como el primer paso. Es el paso que empuja, que nos lleva donde queremos.