¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews

"Chris O’Donnell", De Hollywood a la pizzería.

Rechazó protagónicos en "Titanic" y "Hombres de Negro", y ahora vende pizzas.

"Chris O’Donnell", De Hollywood a la pizzería.

Conoció el cine gracias a películas como Tomates Verdes Fritos y Perfume de Mujer. Su última participación en Batman, interpretando a Robin, pareciera haber terminado con su carrera como actor.

Muchas veces una mala elección o decisión puede ser determinante para el futuro de los actores. Aceptar o negarse a participar de una película puede enterrar una carrera llevándola al estrellato o condenarla al olvido, como le sucedió a Chris O'Donnell , el actor que rechazó un protagónico en Titanic para participar de la película Batman y Robin, en donde encarnó al aliado del superhéroe.

Lo que ocurrió después es de público conocimiento. Leonardo Di Caprio interpretó a Jack en el film de James Cameron y se convirtió en una estrella de Hollywood, mientras que el indeciso de O'Donnell actualmente vende pizzas en Estados Unidos.

Las películas de superhéroes suelen ser una apuesta segura en taquilla, pero los fracasos también pueden ser parte de este género cinematográfico, dependiendo siempre de la puesta en escena, trucos tecnológicos y sobre todo la publicidad.

Un ejemplo de ello es Batman & Robin, la película dirigida por Joel Schumacher, que protagonizó O'Donnell junto a Arnold Schwarzenegger, George Clooney, Alicia Silverstone, y Uma Thurman, fue el tercer film que más recaudó en 1997, pero también es el más olvidable del héroe de Ciudad Gótica.

Incluso, en ese año, el actor visitó nuestro país para promover la película y estuvo invitado al programa de la diva Susana Gimenez. Años después, el propio actor reconoció que la cinta fue pensada "para vender muñequitos".

Chris O’Donnell es hijo de William Charles O’Donnell, director radiofónico, y Julie Ann O’Donnell y comenzó en la industria del entretenimiento grabando anuncios publicitarios, entre ellos una campaña de McDonald’s junto a Michael Jordan.

Años después llegaría su primera oportunidad en el cine con Los hombres nunca se van (1990), aunque su participación en Tomates Verdes Fritos fue el puntapié inicial para alcanzar la tan ansiada fama. Posteriormente protagonizó reconocidas películas como Perfume de mujer, The Bachelor, Batman Forever y Límite vertical, Luego le llegó la oferta para protagonizar Batman & Robin, que lo llevó a renunciar al personaje principal en Titanic. Aunque esta no fue el único éxito al que se negó, también renunció a interpretar a uno de los Hombres de Negro.

Actualmente, Chris O’Donnell tiene 51 años, está casado con Caroline Fentress, tiene cinco hijos y continúa realizando de manera espontánea algunos proyectos en televisión, lo cual le da tiempo libre para atender su propia pizzería.

En Instagram, el fracasado actor, por decirlo de alguna manera, sube fotos de los productos de "Pizzana", su proyecto gastronómico, y en una de las publicaciones se lo aprecia llevando varias cajas de la tradicional delicia italiana.

c