¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews

Probé el café Italiano Gimoka ¿Es bueno?

Finalmente, y después de haberlo escuchado nombrar en alguna que otra radio. Nos decidimos, hicimos la inversión y compramos y probamos el café Italiano Gimoka Grand Bar ¿Es bueno?

Probé el café Italiano Gimoka ¿Es bueno?

Si alguien del otro lado me leyó alguna vez, quizás sepa de mi pasión por el café. Esta me ha llevado a los lugares más exóticos en busca del mejor café del mundo y también probar todo tipo de estilos y maneras de hacer café.

Por otro lado, nos estábamos quedando sin granos de la marca anterior. Un Starbucks tostado intenso que mas que intenso parecía quemado. Si sumamos a esto  la falta de café por ser insumo importado y el aumento de precios descontrolados por la escapada del dólar. El resultado fue hacernos de stock en casa vía compra compulsiva y a ciegas de una promo de varios kilos de café en el sitio oficial de la marca. Sin saber si.... ¿Sería bueno o una decepción como el anterior?

Mi primer kilo de Gimoka Grand Bar recién llegado
Mi primer kilo de Gimoka Grand Bar recién llegado

En los papeles, un café de tueste natural en grano para uso en café molido cafetera Italiana (Moka) o máquinas de expreso domésticas. El vendedor lo destacaba como:

Con una mezcla de aroma intenso y cuerpo importante en su sabor. Con post gusto de chocolate dulce, este café se destaca por su aroma y sabor.

Nomás abrir el paquete para cargar los granos en parte superior de la cafetera, un aroma suave, pero no por eso efímero me perfumó el aire y comenzó a bajar la incertidumbre y subir la buena vibra. El aroma era a café dulce, entendiendo que el gusto y el olfato trabajan en conjunto y que el olor no es más que partículas que se desprenden del producto y son captadas por el olfato pero también en parte por el gusto. Si por ejemplo, tomábamos el caso del café anterior, un cierto mix de algo quemado y un dejo amargo ya se sentía nomás al abrir el paquete. pero vamos a lo que cuenta ¿Pasaría la prueba sabor también? Veamos 👇

Preparando el Gimoka Grand Bar
El Gimoka Grand Bar Recién salido de la Phillips LatteGo. Color firme y espuma ideal
El Gimoka Grand Bar Recién salido de la Phillips LatteGo. Color firme y espuma ideal 

Obviamente, la principal incógnita era esa promesa de chocolate dulce al final del sorbo ¿Sería verdadera o marketing? Para la prueba no solo vaciamos - Mi esposa y yo - la tolva de los granos anteriores. Me aseguré de hacer tres cafés antes para estar seguro que no había mezcla de granos y me dispuse a hacer la primer degustación ¿Por qué me dispuse y no nos dispusimos? Mi esposa no toma café solo, pero si capuchino, vamos a dejar eso para después. Mientras que yo tomo ambos, pero preferentemente café solo y como sale de la cafetera. Sin azucar o aditivos, solo el producto.

Spoiler: Café Gimoka Grand Bar, Un gol de media cancha

Después de probar el primer sorbo, me concentré en los sabores que me dejaba en el paladar y lengua. Aclarando que no soy catador de café ni de cerca, el haber probado muchas variedades me dio cierto entrenamiento en saber sobre todo:

Que NO me gusta de un café:

  • Que no esté quemado. Este es un problema que se ve frecuentemente en muchos de los bares y cafés de Buenos Aires, donde resido. Ya que es un tema por sobre todo de las máquinas profesionales cuando son manejadas con apuro o poca pericia. Cuando la temperatura de la máquina está muy caliente, el café se quema. Si en un bar te dan café quemado, no tienen un barista. Tienen a alguien que hace café.
  • Falta de color. Que no sea lo suficientemente negro y quede algo traslúcido, más allá de cuanto de agua y cuanto de molienda entra en el compresor por donde sale el agua a presión. Ya que seguramente esto haga que tenga falta de cuerpo. Que sea demasiado suave.
  • Que sea demasiado ácido. Porque lo hace difícil de tomar.
  • Que salga con poca o nada de espuma. Que si bien depende bastante de la máquina y el proceso, también del café. Porque seguramente sea más aguado que cremoso.
  • Que no tenga alguna nota de sabor distintiva al final del sorbo. Frutal, especiado, o como en este caso, chocolatoso. Asi que, finalmente ¿Era chocolatoso?

En definitiva, al final del sorbo y luego de degustarlo con la tranquilidad necesaria, el sabor a chocolate dulce no solo apreció ¡Es muy presente en la boca sobre el fianl del sorbo! con un gran cuerpo la cremosidad justa y, muy baja acidez, es un gran café para tomar durante todo el día.

¿Que tal el Gimoka en capuccino?

Una de las dudas después de comprobar que sí tenía ese sabor  chocolate dulce presente era ¿Que tal quedará en un capuccino? Así que ahora sí, hicimos uno.

Capuccino con el café Gimoka Grand Bar
Capuccino con el café Gimoka Grand Bar

Obviamente ese sabor chocolatoso se lleva perfecto con una leche bien espumada. La otra gran duda que surgió es si ese mismo sabor chocolatoso no podía resultar cansador a largo plazo. La verdad es que no. Es un café muy rico y equilibrado en sabores que va perfecto con leche. Definitivamente una compra a ciegas que terminó siendo un gol de media cancha.