Lo malo nunca es mejor que lo bueno por conocer.