¡Tu navegador no tiene JavaScript! habilitado. or favor habilítalo para tener una mejor experiencia con PipolNews

“Acoso en línea”, Trolls en la mira.

Más países exigen leyes estrictas.

“Acoso en línea”, Trolls en la mira.

El acoso en línea es un problema grave a nivel mundial, en Estados Unidos, en la Unión Europea, en la India y muchos países intentan luchar contra la incitación al odio con leyes cada vez más estrictas. En Australia, pronto podrían incluso revelar a las víctimas los nombres reales de sus acosadores cibernéticos. Aun así, los mensajes ofensivos no cesan.

¿Entonces, podría un nuevo marco legal mejorar la situación y que puede hacer uno mismo para protegerse de los acosadores cibernéticos?

Muchos conocemos historias de insultos, humillaciones y acoso en Internet, hasta amenazas de muerte, pero ¿qué pasaría si un acosador no podría ya esconderse detrás de su nickname? en su lugar, Sabrías su nombre completo y podrías incluso demandarlo por difamación. Esto es lo que tiene en mente el Gobierno australiano, el proyecto podría convertirse en ley durante el primer semestre del 2022.

Para frenar a las grandes empresas tecnológicas y hacer frente a la incitación al odio, la Unión Europea está trabajando en un sólido conjunto de leyes. La ley de servicios digitales o (DSA) está pensada para proteger los derechos de los ciudadanos europeos, pero es aplicable en todo el mundo y pretende establecer como una referencia mundial.

La denunciante de Facebook Frances Haugen que destapó las oscuras prácticas de moderación de contenidos de su antigua empresa Facebook, cree que la propuesta europea podría traer cambios reales.

Echemos un vistazo a las 3 medidas que esta ley propone utilizar contra la incitación al odio.

Primero, la moderación de contenidos, según la DSA, las grandes empresas tecnológicas tendrían que reforzar mucho sus prácticas de moderación de contenidos y no sólo en inglés, Hasta ahora muchas plataformas descuidan por completo a la moderación de contenidos en otros idiomas, además de los algoritmos que bloquean automáticamente la incitación al odio deben ser mejores entrenados en otros idiomas.

Segundo, la responsabilidad, ahora mismo las plataformas no son totalmente responsables de los contenidos potencialmente ilegales, ya que los publican los usuarios y no expresan el punto de vista de las compañías, pero la DSA animará a las plataformas a encontrar y eliminar los contenidos ilegales , no va a hacerlo, podría tener consecuencias para estas plataformas, sin embargo, los expertos temen que el aumento de la moderación de contenidos en plataformas puede afectar también a la libertad de expresión en línea.

Tercero, la Unión Europea quiere una fuerte supervisión y regulación, quieren crear una nueva institución, un observatorio europeo de medios digitales para supervisar a las gigantes tecnológicas.

Las leyes pueden ser buenas en teoría, pero lo que realmente importa es su aplicación. Alemania, por ejemplo, aplicó en 2017 una estricta ley contra la incitación al odio, Facebook y compañía, tienen que retirar las publicaciones ilegales en un plazo de 24 horas desde que son notificados, de lo contrario, se arriesgan a multas de hasta 50 millones de euros. Pero los expertos dicen que la supervisión no es suficiente. Hoy, ahora mismo, si estás siendo víctima de acoso en Internet, puedes denunciar o reportar, todos los comentarios, vídeos o fotos, además de bloquear y denunciar a tus acosadores, buscar ayuda es clave.

La mayoría de los países tienen organizaciones especializadas en tratar el acoso en línea. Si la situación no cambia, siempre es bueno tomarse un descanso de las redes sociales.

Todo exceso es malo…

c